Elementos del parque estructural

En el ámbito de las actividades industriales los planes de mantenimiento se dirigen principalmente a los bienes de equipo imprescindibles para desarrollar la actividad productiva de manera normal. Evidentemente esta maquinaria conforma uno de los eslabones clave de la cadena de producción y lograr tener un alto grado de confianza sobre ellos así como conseguir su máxima eficiencia y productividad significa ahorrar en costes y plazos de tiempo.

Las instalaciones auxiliares y los aspectos referentes a seguridad y salud se llevan prácticamente el resto de acciones preventivas. Una atención que, por otra parte, tiene todo el sentido porque cualquier fallo en estas instalaciones significa un problema que afecta directamente a los equipos principales.

Sin embargo, en Ingenieros Asesores consideramos que un buen plan de mantenimiento industrial, aparte de prestar atención a estos importantes aspectos, no debe olvidar la inclusión de elementos a priori menos importantes para el funcionamiento diario, pero en los que la aparición de un contratiempo significa también que la actividad se detenga por un tiempo indeterminado.

Elementos del parque estructural

El parque estructural de la planta requiere una pequeña parte de atención dentro del plan de mantenimiento global, pero necesaria. Ya en nuestro artículo referente a la inspección de estructuras metálicas hablábamos de la necesidad y conveniencia de la prevención para reducir la gravedad, el número y el alcance de las averías potenciales.

Algunos elementos que deben incluirse en la redacción del plan de mantenimiento del parque estructural de un complejo industrial son:

  • Edificios: Desde los edificios administrativos y auxiliares a los envolventes de la actividad industrial en los que inspeccionar y llevar a cabo mantenimientos relativos a cerramientos, cubiertas, instalaciones eléctricas, fontanería, equipos de climatización, estructuras metálicas, ascensores, montacargas
  • Estanterías y racks industriales así como sistemas de almacenaje que en función de sus características y de las condiciones ambientales en las que están situados necesitan un tipo de inspección y control determinado.
  • Tanques, depósitos, cubetas… que en función de los materiales constructivos y los productos que contengan requieren de un mantenimiento más o menos exhaustivo.
  • Estructuras, dispositivos o instalaciones propias características que requieran atención especial a tener en cuenta de cada explotación industrial.

Un buen plan de mantenimiento es aquel que ha conseguido analizar todos los fallos posibles y su diseño está dedicado a evitarlos. Gracias a la experiencia acumulada en el ámbito de la prevención y el mantenimiento en Ingenieros Asesores podemos ayudarle a diseñar un plan de mantenimiento integral o parcial de la explotación para lograr el mayor nivel de confianza en los equipos e instalaciones, la máxima eficiencia en la producción y evitar accidentes y pérdidas económicas y materiales innecesarias.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *