Estudio de puentes térmicos en edificios de viviendas

Tal como puede extraerse del Código Técnico de Edificación o como especifican estándares como puede ser el Passivhaus, en el diseño y construcción de edificios modernos uno de los puntos más importantes está reservado para la envolvente y el aislamiento de la edificación.

Una envolvente térmica eficiente consigue optimizar el comportamiento energético de la vivienda, de manera que se reducen las pérdidas o ganancias de energía. Esto significa que en verano puede reducirse el flujo de calor desde el exterior y en invierno se evita la pérdida de calor desde el interior. De este modo se reduce el gasto en climatización muy notablemente.

Es en este punto donde surge la figura indeseada de los puentes térmicos. Un puente térmico es una zona de la envolvente por la que el calor se transmite más fácilmente. Una imagen muy descriptiva para entender este proceso es la de un cubo lleno de agua que tiene un agujero. Con esa misma facilidad se transmite la energía en una estancia que padece de un puente térmico. Energía que en definitiva es gasto en calefacción o aire acondicionado.

Existen numerosos tipos de puentes térmicos que pueden aparecer en una estructura. Una clasificación general puede ser:

  • Integrados en los cerramientos: Pilares integrados en la fachada, contorno de huecos, ventandas…
  • Formados por el encuentro de cerramientos: Frentes de forjado en las fachadas, uniones de cubiertas, de fachadas, cerramientos en contacto con el terreno, esquinas…
  • Formados por el encuentro de voladizos o tabiquería interior con fachadas.

Los puentes térmicos como causantes de humedades

Una de las patologías más comunes en edificios, ya sean antiguos o de nueva construcción, son las humedades. La realización de un diagnóstico acertado es fundamental en este tipo de patología. En el caso de estancias mal ventiladas, con un elevado índice de humedad ambiental, el vapor de agua tiende a acumularse en superficies frías como las que provocan los puentes térmicos.

Este exceso de humedad concentrado en zonas concretas da lugar al deterioro de los materiales y la aparición de moho, además de provocar un problema de salubridad.

Existen varias acciones correctivas que se deben tomar para poner fin a las humedades por condensación. La primera, en caso de que sea posible, es mantener una ventilación adecuada en la estancia. Además resultaría muy conveniente tomar medidas de aislamiento para eliminar el puente o puentes térmicos que han revelado su existencia y que además de propiciar humedades localizadas provocan los fallos en la envolvente ya mencionados.

Ingenieros Asesores es una compañía especialista en el diagnóstico y tratamiento de patologías de la construcción, entre las que se encuentran las humedades y los puentes térmicos no deseados. Consúltenos sin compromiso y encontraremos la solución más adecuada a su problema.