Inspección Técnica de Edificios

Al igual que el parque móvil está sujeto a una serie de revisiones periódicas para garantizar cierto nivel de seguridad y prevenir accidentes de circulación, existe un control similar para las edificaciones del país al que se denomina Inspección Técnica de Edificios o Edificaciones (ITE). En algunos lugares también se conoce como Inspección Técnica de Construcciones (ITC).

La normativa estatal establece que la revisión ha de realizarse obligatoriamente en edificios con más de 50 años de antigüedad que se encuentren en poblaciones de más de 25000 habitantes a no ser que las comunidades autónomas establezcan un límite temporal menor, como de hecho pasa en algunas de ellas. Por ejemplo la Comunidad de Madrid exige que deben de pasarla los edificios de más de 30 años de antigüedad.

Es importante mencionar que actualmente la ley 8/2013 establece un nuevo marco legal en el chequeo de edificios con la figura del IEE (Informe de Evaluación del Edificio). Se trata de un informe más completo que la ITE y que, de hecho, la integra de cierta manera. A grosso modo los puntos novedosos son una evaluación de la accesibilidad del inmueble y de su eficiencia energética.

La ITE se trata de una inspección visual realizada por un técnico independiente y cualificado que deberá comprobar que el edificio cumple con las condiciones mínimas exigibles en materia de seguridad, salubridad y ornato público y decoro.

Es importante destacar estos dos adjetivos que se aplican al técnico encargado de realizar la Inspección:

  • Independiente: En el caso de que el edificio deba someterse a intervenciones correctivas el técnico no puede tener relación ni intereses con la empresa que realice las obras.
  • Cualificado: Lo ideal es que el técnico elegido tenga formación especializada y experiencia en los procesos constructivos y de edificación, así como en el campo de las patologías que afectan a la durabilidad de los materiales que componen el inmueble.

ITE Favorable o desfavorable

La Inspección Técnica analiza pormenorizadamente los siguientes elementos del edificio:

  • Cimentación y estructura.
  • Fachadas y medianeras.
  • Estanqueidad y cubiertas.
  • Elementos particulares de la edificación.

Una vez realizado el examen sólo hay lugar a dos opciones en el resultado: Favorable o desfavorable.

En el caso de que la ITE sea favorable significa que el evaluador ha encontrado la edificación en regla con lo establecido en la ley en lo referente a los aspectos antes mencionados: Seguridad, salubridad y ornato. El propio técnico será el encargado de registrar y finalizar el trámite de la inspección en el ayuntamiento.

Si por el contrario la ITE es desfavorable deberá reflejarse en el informe la descripción y localización de las deficiencias encontradas, un listado de las posibles causas, las medidas preventivas ejecutadas o a ejecutar de cara a garantizar la seguridad inmediata hasta la reparación definitiva y una descripción de las intervenciones a realizar para subsanar los defectos encontrados, entre otras cosas.

En Ingenieros Asesores somos conscientes de la cantidad de dudas que suscitan este tipo de trámites. Por eso como especialistas en edificaciones, materiales y patologías estamos a su disposición para ayudarle a conseguir una ITE favorable y mantenerse al día con la legislación vigente.