Metodología BIM (Building Information Modeling)

El mundo de la ingeniería vivió su particular revolución cuando el Diseño Asistido por Ordenador (CAD) hizo su aparición a finales del siglo XX. Aquello significaba ir dejando progresivamente los dibujos hechos a mano para entrar de lleno en la era digital.

De la mano de la evolución informática esta disciplina subió un peldaño más cuando unos años más tarde comenzaron a usarse los modelos 3D, especialmente impulsados y muy bien acogidos por el colectivo de los arquitectos.

Y desde hace unos años estamos asistiendo a un nuevo paso adelante: La metodología BIM (Building Information Modeling). Su concepto ya ronda por el mundo de la ingeniería y la construcción desde los años 90, pero de un tiempo a esta parte su presencia se ha venido haciendo más intensa en el mundo de la construcción marcando la diferencia en la forma de trabajar que se tenía hasta ahora.

Si tuviéramos que definir el BIM con una palabra, ésa podría ser sinergia. Éste sistema integra software, bases de datos y modelos tridimensionales de manera que podemos tener un prototipo del edificio antes de comenzar su construcción incluyendo todos los factores posibles:

  • Fases de construcción
  • Costes
  • Materiales y componentes
  • Estructura
  • Instalaciones
  • Mediciones
  • Análisis energético
  • Gestión
  • Etc…

La ventaja de esto es clara: Anticipación a los problemas antes de que aparezcan en una situación de ejecución de obra, o dicho de otra manera, ahorrar tiempo y dinero.

La metodología BIM es tan potente que no sólo sirve de cara a la construcción. Un buen proyecto BIM puede transcender esta fase e incluir aspectos de todo el ciclo de vida de la estructura como mantenimiento, eficiencia energética e incluso dejar el camino marcado en caso de una eventual demolición ecológica.

BIM 4D

El paso natural en la metodología BIM ha sido incluir la cuarta dimensión: el tiempo.

La consecuencia más visual de esta característica es la elaboración de modelos animados 3D con los que se puede ver claramente y de manera detallada cuál sería la evolución de la construcción. Pero aparte de esta característica, la integración de una línea temporal en el modelo BIM supone alcanzar un nivel de organización extremadamente eficiente, pudiendo gestionar de la mejor manera posible la cadena de suministros, los plazos y las operaciones de obra.

Los técnicos BIM

Con esta nueva metodología de trabajo aparece la necesidad de tener técnicos especializados que orquesten la integración de toda la información y que sean capaces de gestionar los cambios generados por incoherencias e incompatibilidades que surgen en la fase de proyecto.

Los cambios en el modelo sólo pueden ser llevados a cabo por técnicos BIM, de ahí la importancia de tener técnicos de calidad que efectúen su labor lo más eficientemente posible para evitar incertidumbres y retrasos.

La metodología BIM ya se encuentra implantada entre nosotros y en Ingenieros Asesores contamos con una dilatada experiencia para ayudarle a gestionar sus proyectos. Reducción de costes, más productividad y proyectos de alta fiabilidad y calidad son las credenciales de esta nueva manera de trabajar.

Las ventajas del BIM ya se han reconocido en todo el mundo, como por ejemplo en el Reino Unido donde a partir del año que viene todos sus proyectos de obra pública se realizarán mediante BIM 3D.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *