Planes de Evacuación en Locales y Edificios de Pública Concurrencia

Los planes de evacuación son una parte fundamental del plan de autoprotección que toda empresa, instalación o edificio ha de tener legalizado y actualizado. En nuestro artículo sobre seguridad contra incendios en establecimientos industriales hablamos sobre la importancia de la calidad del plan de emergencias para evitar en la medida de lo posible los siniestros y recuperar la actividad normal en el menor lapso de tiempo.

La característica particular que diferencia a un plan de evacuación para un lugar de pública concurrencia es que el sujeto del plan de actuación, es decir, el público que potencialmente puede encontrarse en las instalaciones desconoce el lugar y no ha podido recibir un adiestramiento previo en el contenido del Plan de Autoprotección.

Existen ciertos factores de riesgo que justifican la implantación de un plan de emergencia en edificios y espacios de pública concurrencia:

  • Densidad de ocupación: Condiciona los métodos de alerta y dificulta los movimientos y la percepción del público.
  • Iluminación: En caso de lugares de poca iluminación la evacuación es más difícil.
  • Características del público: Condiciona los planes de evacuación en caso de que sean colectivos con limitaciones especiales.
  • Público foráneo: Cuantas más personas no familiarizadas con el lugar puedan encontrarse en él debe diseñarse el plan de emergencia de manera que puedan reconocerse protocolos y localizarse vías de evacuación de forma más sencilla.

Un factor a tener en cuenta: el aforo

El cálculo del aforo u ocupación del recinto resulta imprescindible a la hora de redactar el plan de autoprotección. Deben tomarse como referencia las directrices incluidas en la Sección SI 3 “Evacuación de ocupantes” del documento básico SI “Seguridad en caso de incendio” del Código Técnico de Edificación (DB-SI CTE), donde se facilitan los valores de densidad de ocupación en función de la superficie útil de cada zona específica del local o edificio.

Han tenerse en cuenta situaciones especiales en las que sea previsible un aumento notable de la ocupación de zonas concretas del recinto en relación a la habitual en un uso normal previsto, o por el contrario que sea exigible un aforo menor debido a alguna disposición legal de obligado cumplimiento como puede ser en el caso de hoteles, centros de enseñanza u hospitales.

Aparte de estas cuestiones concretas el manual de autoprotección se compone de cuatro partes o documentos:

  • Documento 1: Evaluación del riesgo
  • Documento 2: Medios de protección
  • Documento 3: Plan de emergencia
  • Documento 4: Implantación

En ellos se recoge un análisis del lugar y sus condiciones, actividades desarrolladas, medios técnicos y humanos, acciones a desarrollar en caso de emergencia… todo destinado a evitar situaciones catastróficas o al menos a minimizarlas y que la reanudación de la actividad normal sea lo más rápida posible.

En Ingenieros Asesores contamos con amplia experiencia en la redacción y aplicación de planes de autoprotección y estaremos encantados de poder asesorarle para que las actividades profesionales de su empresa o negocio se desarrollen de manera totalmente segura y de acuerdo a la normativa vigente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *