Proyectos de almacenamiento de productos químicos en la industria

Dentro de una instalación industrial se llevan a cabo varios procesos objetivamente peligrosos que están sujetos a una serie de normativas y a su vez requieren un especial cuidado y atención en su ejecución. Uno de ellos es la manipulación y almacenamiento de productos químicos.

Las instalaciones destinadas al almacenamiento de productos químicos han de conseguir primeramente la legalización, es decir, una autorización para el desarrollo de la actividad, y posteriormente cumplir el Reglamento APQ (Almacenamiento de Productos Químicos) y sus instrucciones técnicas complementarias (ITC).

Estas dos condiciones son la base para mantener correctamente una zona de almacenamiento de productos químicos, algo que resulta fundamental para garantizar la seguridad de los trabajadores y las personas en general, además del cuidado del medio ambiente. El nivel de exigencia es alto debido a que una mala manipulación o un accidente con estos productos pueden provocar desde lesiones o enfermedades hasta la muerte.

En lo referente al lugar donde se almacenan estos productos se exige que:

  • El almacén sea un lugar de acceso restringido.
  • El almacén tenga ventilación, ya sea natural o forzada.
  • La iluminación sea adecuada para poder leer todas las etiquetas de los productos.
  • El almacén cuente con duchas y lavaojos de emergencia libres de obstáculos y correctamente señalizados.
  • Se disponga de equipos de protección individual (EPI)

Además los trabajadores que se dediquen a estas tareas han de estar informados del riesgo que supone trabajar con las sustancias almacenadas, ofrecerles programas de prevención y protección y formarles sobre los mecanismos adecuados de manipulación y almacenamiento.

Actualmente existe una gran especialización en el diseño y construcción de este tipo de lugares desde lo que representa la obra civil hasta el equipamiento, comprendiendo todo tipo de estanterías especialmente diseñadas, cubetos de plástico, armarios protegidos, cubetas para almacenamientos provisionales, equipos para operaciones de trasiego o transvase…

Algunas pautas también destinadas a reducir riesgos e incluidas en las ITC son:

  • Llevar un registro actualizado de productos
  • Registrar la fecha de recepción o preparación
  • Evitar el almacenamiento prolongado
  • Nombre del técnico responsable de la última manipulación
  • Llevar un correcto etiquetaje que permita identificar y conocer el riesgo de la sustancia
  • Reducir el stock al mínimo
  • Agrupar sustancias por características semejantes
  • Establecer separaciones de sustancias incompatibles
  • Confinar las sustancias de características especiales (tóxicos, cancerígenos, explosivos, pestilentes…)

Debe existir también un plan de actuación frente a emergencias que ha de existir por escrito y ser conocido por los trabajadores, además de estar formados para llevarlo a cabo. Esto también implica un equipamiento específico del almacén que permita y facilite actuaciones como:

  • Disponer de sistemas de bombeo seguro
  • Disponer de bandejas para contener derrames o goteos
  • La utilización de absorbentes ante derrames accidentales
  • Utilizar los EPI ante cualquier situación de fuga o derrame
  • En operaciones de transvase utilizar los EPI adecuados a los riesgos

En Ingenieros Asesores disponemos de una amplia experiencia en la elaboración de este tipo de proyectos, la dirección de las obras y actuaciones necesarias, así como la tramitación de los proyectos ante la administración para la correcta legalización del almacenamiento. Contacte con nosotros para cualquier duda sobre este tipo de proyectos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *