Renovación de sistemas de calefacción en edificios

Más de un millón y medio de edificios de viviendas en España cuentan aún con sistemas de calefacción central. Son sistemas tan inefectivos como derrochadores que evidentemente van totalmente en contra de la estrategia europea de eficiencia energética dictada por el Parlamento Europeo en 2012.

Los edificios existentes en los diferentes países miembros de la UE, junto con el sector industrial, son los principales consumidores finales de energía llevándose un 50% del consumo anual total.

Esta directiva se traduce en que antes de 2017 todas estas instalaciones deberán ser modificadas para que la regulación del consumo y la tarifación sea individual para cada vecino. Si bien hay que reseñar que por diversas causas políticas y burocráticas todo apunta a que en España la normativa va a tardar algo más de tiempo en aplicarse.

No en vano las comunidades de vecinos de los edificios afectados por esta normativa deberían iniciar ya la modificación de las instalaciones pues en ellos recae la responsabilidad de realizar la inversión y contratar a los profesionales adecuados para llevarla a cabo. De no hacerlo antes de la entrada en vigor de la norma se exponen, entre otras sanciones, a multas de hasta 10000€.

Algunos gobiernos regionales están destinando subvenciones con el fin de ayudar a la conversión y que el peso económico de la obra no caiga solamente en los propietarios de las viviendas. No debe dejar de barajarse la posibilidad de optar a este tipo de ayudas cuya existencia y cuantía varía dependiendo de la comunidad autónoma donde se ubique el edificio.

El cambio de la calefacción central a individual

Como en la mayoría de cuestiones a las que ha de hacer frente la ingeniería, no existe una respuesta única para solucionar el problema. Para empezar no todas las calefacciones centrales son iguales, normalmente existen dos tipos de distribución dependiendo de la ordenación de las tuberías que transportan el agua caliente:

  • En anillo: Existe un único punto de entrada y salida para cada vivienda.
  • En columna: Los radiadores de todos los pisos que se sitúan en la vertical comparten la misma entrada y salida.

Por tanto la transformación para las calefacciones centrales con distribución en anillo es ligeramente más sencilla porque los radiadores ya deberían contar con válvulas termostáticas y sería suficiente con instalar contadores de consumo individuales.

En cambio si la distribución es en columna será necesario instalar válvulas termostáticas y repartidores de costes para conseguir la completa individualización del sistema.

Esta sería la intervención básica para individualizar la instalación de calefacción. Pero normalmente es necesario realizar más intervenciones. Algunas orientadas a la reparación de elementos como las válvulas termostáticas, los equipos de bombeo y otras modificaciones en la instalación hidráulica.

Además en muchos casos resulta interesante reemplazar la fuente de energía por otra más eficiente o ecológica. Por ejemplo pasar de generadores de gasoil a otros alimentados por gas natural, biomasa…

Una intervención para modernizar el sistema de calefacción de un edificio es una inversión que resulta rentable a medio o largo plazo. Empleando el impulso de la aplicación de la nueva normativa europea puede realizarse una adecuación del sistema de climatización de un edificio para acercarlo a los niveles de eficiencia modernos. En Ingenieros Asesores ponemos a su disposición nuestra amplia experiencia en este campo. Numerosos casos de éxito nos avalan, consúltenos sin compromiso.