Inicio > Los daños estructurales por humedades más frecuentes

Los daños estructurales por humedades más frecuentes

Los daños estructurales por humedades más frecuentes

Dado a que los edificios se encuentran expuestos a la acción del agua por diversos factores, no es raro que presenten daños estructurales por humedades. No solo la seguridad se ve afectada en estos casos, también la estética y la habitabilidad pueden verse seriamente dañadas por acción del agua. Desde las lluvias torrenciales hasta los cambios en los niveles freáticos del suelo, pueden afectar la estabilidad de los edificios.

Daños estructurales más comunes por humedades

Los daños estructurales provocados por las humedades dan como resultado graves problemas que afectan a los muros de carga. El proceso sigue habitualmente los siguientes pasos que acaban en el deterioro final si no se interviene a tiempo.

  1. El agua que se acumula en el hormigón se absorbe llegando hasta las armaduras produciéndose un proceso de oxidación.
  2. El acero se va descomponiendo paulatinamente.
  3. Se produce un aumento de volumen del mismo que presiona al hormigón.
  4. El hormigón acaba cediendo a la presión partiéndose de forma que aparecen las grietas o fisuras.

Los daños estructurales más comunes suelen ser tres: daños por capilaridad, por condensación o por filtración. Si no se realiza un diagnóstico acertado para determinar la procedencia de la humedad, las consecuencias pueden agravarse.

Daños estructurales por capilaridad

Este tipo de humedades se deben al agua que se acumula en el subsuelo y que es absorbida por capilaridad hacia la estructura del edificio.

  • La capilaridad es una propiedad de los líquidos que consiste en subir o bajar a través de un cuerpo sólido cuando este presenta espacios por donde el agua puede conducirse. Estos espacios son conocidos como capilares.
  • Se produce en zonas como los muros y tabiques de plantas bajas o sótanos de edificios y viviendas.

Pero el agua del terreno que se absorbe por capilaridad no es pura, sino que incorpora sales disueltas del propio terreno. Las características de este tipo de daños son:

  • Abombamientos de pinturas
  • Desconchones en paredes y techos
  • Aparición de manchas de salitre o eflorescencias
  • Desprendimiento de yeso de paredes y otras capas de materiales aplicados en paredes

Daños estructurales por condensación

Estos se refieren a los producidos por un exceso de humedad ambiental. Cuando en los diferentes puntos del edificio se condensa la humedad ambiental debido a la diferencia de temperaturas, el agua se deposita en las partes frías de los cerramientos.

Las causas más comunes de la aparición de daños estructurales por condensación son:

  • La existencia de puentes térmicos en fachada
  • Un mal uso de la calefacción
  • La ventilación deficiente en el edificio o viviendas

Los daños que se van a producir por condensación del agua suelen ser:

  • Aparición de hongos en paredes y techos
  • Condensación de agua en las ventanas con aparición de moho en el perímetro
  • Moho en la ropa y en el calzado de los habitantes

Daños estructurales por filtración

La filtración de agua es la forma más habitual de producción de daños a causa de humedades. Esta es debida habitualmente a la falta de una adecuada impermeabilización. Se puede dar en muros que mantienen el contacto con el terreno como en:

  • Cubiertas
  • Juntas de dilatación
  • En las azoteas
  • Cualquier zona en la que se dé la unión de distintos elementos

Los daños más habituales producidos por filtración son:

  • Desconchados o caída de materiales en cubiertas, por infiltración de agua en terrazas y tejados.
  • Grietas y fisuras en cubiertas, tejados o muros de sótanos.
  • Roturas de tuberías y descalce de la de la cimentación que dan paso a fisuras y grietas en la misma.

En definitiva, los daños estructurales por humedades en edificios son uno de los problemas más habituales que afectan tanto a la seguridad como a la estética y habitabilidad de los mismos. Los daños pueden llegar a ser graves y poner en peligro la seguridad del edificio por lo que la actuación temprana es fundamental en este tipo de procesos patológicos estructurales.

Noticias relacionadas
¿Desea más información sobre nuestros servicios?
Acceda a nuestra sección de contacto para enviarnos cualquier consulta.
Enviar una consulta