Inicio > ¿Cómo identificar daños estructurales en un edificio?

¿Cómo identificar daños estructurales en un edificio?

¿Cómo identificar daños estructurales en un edificio?

Los daños estructurales representan un riesgo para la seguridad de una construcción, de sus usuarios y del propio patrimonio del edificio y sus causas pueden ser muy diversa e independientes de la antigüedad del edificio. Explicamos cuáles son las causas de los daños estructurales en un edificio, los elementos estructurales a supervisar, los principales indicadores de la presencia de daño estructural y los factores que influyen en el deterioro de la estructura.

Factores causantes del daño estructural

Los diferentes tipos de daños estructurales, vienen asociados a ciertos factores que son los principales causantes del deterioro en la estructura del edificio. 

Daños asociados a errores de diseño

A veces las estructuras sufren daños por errores de diseño como:

  • Errores conceptuales en el diseño estructural
  • Fallas en el diseño de la mezcla.
  • Fallas en la resolución de los detalles constructivos.
  • Mala ejecución de pases y refuerzos.
  • Mala elección del tipo estructural.

Daños asociados a una inadecuada ejecución

En otras ocasiones, las patologías estructurales se deben a:

  • Fallas en la ejecución de los encofrados.
  • Fallas en la disposición de las armaduras de acero.
  • Patologías por falta de recubrimiento suficiente en las armaduras.
  • Patologías por empleo en obra de un hormigón inadecuado.
  • Patologías por falta de compactación.
  • Patologías por falta de curado.
  • Discontinuidad en el colado del hormigón.

Daños asociados a un incorrecto uso y/o mantenimiento y conservación

El deterioro de materiales como el concreto no es predecible, y por lo tanto, para garantizar integridad estructural, es necesario llevar a cabo unas inspecciones rutinarias que derivarán en la necesidad de un mantenimiento, reparación, rehabilitación o refuerzo de la estructura.

  • Factores externos como la climatología, los fenómenos geológicos o las características del entorno afectan y debilitan de manera directa a los materiales de construcción y, en consecuencia, al diseño de la estructura. Por esta razón es tan importante conocer el estado de la edificación y sus posibles patologías.

Elementos constructivos que es necesario controlar

Existen elementos en los edificios sobre los que es necesario llevar a cabo una supervisión de su estado para identificar y controlar la existencia de daños en la estructura.

  • Estructura
  • Fachadas y cuerpos salientes
  • Cubierta
  • Instalaciones de abastecimiento y distribución de agua, de saneamiento y evacuación.

¿Cuáles son los principales indicadores de daños estructurales?

  • Fisuras. Las fisuras se suelen manifestar directamente en los elementos estructurales, como es el caso de pilares, forjados, vigas, muros de carga de fábrica de ladrillo, mampostería, etc. o en elementos no estructurales, tales como tabiques, cerramientos o acabados. Algunas de las causas suelen ser alteraciones del terreno que afectan a la cimeciente calidad de los materiales empleados, etc.
  • Desprendimientos. El desprendimiento de revestimientos también puede ser un indicador de daño estructural. En el caso de hormigón armado, la oxidación de las armaduras provoca desprendimientos de los revestimientos debido al aumento del volumen del acero. Requiere de intervención urgente no tanto por cuestiones de seguridad estructural sino por el riesgo de desprendimiento de fragmentos que puede afectar a las personas o bienes.
  • Deformaciones. Las deformaciones consisten en la pérdida de la geometría inicial del elemento ntación y a los muros, inadecuado diseño y/o cálculo estructural, incorrecta ejecución, deficomo consecuencia de las cargas que actúan sobre él. En el caso de que sean excesivas pueden dar lugar a su vez a la aparición de otros daños, tales como grietas, fisuras o desprendimientos de acabados.

Factores que influyen en el deterioro estructural

Podemos decir que los principales factores que influyen en el deterioro estructural son tres: la humedad, las alteraciones del terreno y la antigüedad de la construcción.

  • Humedad. La humedad es uno de los principales factores que influyen en el deterioro estructural y pueden ser de varios tipos: de obra, ambiental, accidental, capilar, condensación, o filtración. Su presencia puede afectar a las condiciones de integridad de la cimentación y estructura y favorecer su degradación.
  • Alteraciones del terreno. Las alteraciones del terreno pueden estar originadas por asentamientos o deslizamientos del terreno, variaciones del nivel freático, vertidos accidentales de determinados productos químicos, movimientos sísmicos, etc, pudiendo llegar a causar daños estructurales por acción mecánica o química tanto en cimentaciones como estructuras y acabados.
  • Antigüedad de la construcción. Con el paso del tiempo, los materiales se van deteriorando inevitablemente, por lo que las estructuras requieren de un adecuado mantenimiento para minimizar la degradación durante su vida útil y garantizar la durabilidad.

¿Cómo prevenir o controlar daños estructurales?

En la actualidad cada vez es más habitual realizar el seguimiento de parámetros estructurales mediante monitorización estructural. En Ingenieros Asesores estamos especializados en patologías estructurales y llevamos a cabo proyectos de monitorización de la salud estructural con el estudio y seguimiento de parámetros mecánicos y fisicoquímicos. 

De esta forma es posible prevenir o controlar daños que afectan a la integridad de las estructuras pudiendo determinarse si precisan actuaciones de intervención para evitar o paliar su degradación. Para más información, contacte con nosotros.

Noticias relacionadas
¿Desea más información sobre nuestros servicios?
Acceda a nuestra sección de contacto para enviarnos cualquier consulta.
Enviar una consulta