Inicio > Inspecciones estructurales técnicas con drones: cómo se hacen y ventajas

Inspecciones estructurales técnicas con drones: cómo se hacen y ventajas

Inspecciones estructurales técnicas con drones: cómo se hacen y ventajas

Las inspecciones técnicas con drones en grandes infraestructuras cada vez son más demandadas en trabajos de ingeniería estructural. Y es que el uso de fotos aéreas con drones facilita la identificación de posibles patologías, llevando a cabo estas tareas de una manera más rápida, segura y precisa al conseguir llegar con facilidad a áreas que son inaccesibles o de alto riesgo, algo muy habitual en naves industriales, puentes grúa, plantas de producción, silos o tolvas. Las inspecciones con drones también contribuyen a la detección de anomalías a tiempo y a una mejora de la conservación preventiva. A continuación, explicamos cómo se llevan a cabo y sus principales ventajas.

Qué son y para qué se hacen las inspecciones técnicas con drones

Las inspecciones técnicas con drones recogen imágenes e información de valor añadido en un periodo de tiempo muy corto, algo que permite a los ingenieros analizar detalladamente el estado de las infraestructuras y definir un plan de actuación en el que se puedan incluir trabajos de mantenimiento y mejora de estas.

Este tipo de inspecciones técnicas con drones es recomendable llevarlas a cabo en infraestructuras que resultan complicadas o peligrosas debido a su tamaño o difícil acceso. Además, los drones minimizan los riesgos para la salud asociados a los trabajos en altura. Asimismo, también facilitan la detección de lesiones como grietas, fugas o corrosión, ya que utilizan cámaras de alta definición.

Las imágenes de alta resolución obtenidas se capturan en un intervalo de tiempo establecido y brindan una foto del estado actual en el momento, recopilando datos profundos, detallados y permitiendo:

  • Detectar posibles fugas o capilaridades.
  • Detectar grietas o malformaciones.
  • Inspeccionar áreas de gran extensión que no son accesibles por los ingenieros.
  • Detectar a tiempo lesiones que pueden comprometer la salud de la estructura.

5 ventajas de realizar inspecciones aéreas con un dron

El uso de drones en trabajos de inspecciones estructurales ofrece muchas ventajas respecto a los métodos más tradicionales:

Reducción de los costes de inspección

Las inspecciones aéreas con drones de edificios suelen ser más rápidas y permiten optimizar el tiempo de preparación, equipo y mano de obra. Esto se traduce en menos costes de implementación e inspección tanto para el gestor del edificio o estructura como para el ingeniero encargado de la inspección industrial con drones. Y es que en ocasiones usar un método tradicional o manual requiere el uso de equipos de acceso y escalada pesado y costoso.

Por lo tanto, los drones eliminan la necesidad de adquirir o contratar costosos equipos de acceso, así como el tiempo que llevaría montarlos y desmontarlos. Las organizaciones que utilizan drones pueden reducir los costos de equipo y mano de obra. Además, pueden realizar inspecciones técnicas con drones frecuentes, de ahí la capacidad de obtener datos mejores y actualizados.

Mejores imágenes y obtención de datos

Las imágenes aéreas obtenidas con drones se pueden utilizar para evaluar con precisión el estado de las estructuras, se trataría de inspecciones de mantenimiento. Además, los ingenieros pueden utilizar las fotos aéreas con drones para planificar y determinar el progreso de los trabajos. Los drones tienen la ventaja de llegar con facilidad incluso a las zonas de difícil acceso o peligrosas, de ahí la capacidad de obtener mejores imágenes, así como de evaluar las características complejas de la estructura.

Por otro lado, los drones pueden brindar una cobertura más amplia mientras se toman fotos, videos, mediciones o imágenes térmicas. Y es que es mucho más fácil tomar medidas o capturar imágenes desde ciertos ángulos o posiciones que resultan imposibles para un trabajador. Además, el dron puede repetir el mismo disparo en la misma posición tantas veces como sea posible. Esto facilita la comparación de imágenes de antes y después de un trabajo de mantenimiento o reparación.

En la actualidad los drones se pueden integrar con sensores, como dispositivos de imágenes infrarrojas, detectores de fugas de gas y otros para recopilar una mayor cantidad de parámetros diferentes. Esto les permite obtener datos más completos en muy poco tiempo. Utilizando tecnologías de comunicación como Wi-Fi, Bluetooth o datos móviles, los dispositivos pueden transmitir los datos y permitir que las partes interesadas vean las imágenes incluso en tiempo real.

Ahorro de tiempo

El dron elimina la necesidad de transportar e instalar andamios, escaleras y otros equipos de acceso, lo que reduce el coste y el tiempo del ejercicio de la inspección. A diferencia de los métodos de inspección tradicionales que requieren largos períodos de preparación, la configuración del equipo de acceso pesado y los procesos manuales de recopilación de datos, los drones pueden reducir significativamente el tiempo de inspección. En general, la inspección con drones requiere poco tiempo para planificarse y ejecutarse. De hecho, es posible planificar y realizar una inspección con drones en menos de una hora en comparación con los varios días o semanas que implica el uso de métodos manuales tradicionales.

El tiempo mejorado se traduce en una detección más rápida de problemas o cuestiones que requieren atención. En la gestión de activos o proyectos de construcción, los drones ofrecen una forma eficaz de reducir los tiempos y costes de inspección y mantenimiento. En general, reduce el tiempo para evaluar la estructura y tomar las decisiones necesarias, como reparar las lesiones antes de que provoquen fallas más costosas.

Capacidad para llegar a lugares de difícil acceso

Los drones proporcionan un método más económico, rápido y seguro para inspeccionar cualquier tipo de estructura. La mayoría de los edificios, y especialmente aquellos con diseños y techos complejos, suelen ser difíciles de inspeccionar con los métodos tradicionales. Requieren de equipos de escalada especializados, con experiencia y mano de obra cualificada, razón por la que los costes son más altos.

Los drones pueden acceder a espacios confinados o zonas de difícil acceso de las estructuras complejas con menor coste, tiempo y riesgos. Esto permite inspeccionar lugares que de otro modo serían muy difíciles con los medios tradicionales. En algunos casos, los trabajadores están limitados en cuanto a qué tan cerca pueden llegar a una superficie. Como tal, se vuelve imposible recopilar datos valiosos de estas áreas. Por otro lado, el dron puede acercarse lo más posible y tomar imágenes de alta resolución. Al permitir que los ingenieros obtengan información de casi todas las áreas, los drones amplían el área de cobertura y mejoran la confiabilidad de los programas de evaluación y mantenimiento.

Mejora de la seguridad

Los drones tienen la capacidad de acceder a lugares de difícil acceso, así como a aquellos que presentan riesgos para la seguridad y la salud de los trabajadores. Además de la capacidad de acceder a espacios confinados o peligrosos, un dron requiere de menos esfuerzo, a diferencia de los métodos tradicionales que incluso pueden requerir ropa y equipos especiales si se inspeccionan áreas peligrosas. Y es que los drones eliminan la necesidad de llevar a los trabajadores a lugares de riesgo al permitir que estos inspeccionen el edificio desde una distancia segura.

Por lo tanto, los drones proporcionan una alternativa en trabajos de inspección de edificios más rápida, segura y rentable respecto a los métodos manuales tradicionales. De hecho, ofrecen una amplia gama de ventajas como la reducción de los riesgos de inspección, costes más bajos y un acceso más rápido a la información del estado de la estructura.

 

Noticias relacionadas
¿Desea más información sobre nuestros servicios?
Acceda a nuestra sección de contacto para enviarnos cualquier consulta.
Enviar una consulta