Monitorización de patologías en edificios y estructuras

Es posible que en alguna ocasión haya podido observar una grieta en una pared, desconchados en un muro de hormigón, óxido en una viga metálica o desperfectos en una estructura de madera. Estas situaciones habituales son debidas a accidentes, patologías que aparecen con el paso del tiempo, errores de proyecto o ejecución de los trabajos…

Para que los edificios y estructuras sean seguros y tengan una larga vida útil es necesario contar con un programa de inspecciones técnicas y un plan de mantenimiento preventivo que detecte cuanto antes problemas o patologías que signifiquen a la larga un riesgo para la seguridad de las personas o una costosa operación de rehabilitación.

Actualmente la ingeniería del mantenimiento, que no sólo se centra en edificaciones sino que gestiona todos los elementos de la instalación, se desarrolla mediante sistemas de Gestión del Mantenimiento Asistido por Ordenador (GMAO). Los aspectos típicos que caben en este tipo de gestión son:

  • Gestión de activos (equipos e instalaciones).
  • Programación de mantenimientos preventivos.
  • Gestión de personal y recursos.
  • Inventario del stock de consumibles y repuestos.
  • Control de incidencias.
  • Creación y seguimiento de Órdenes de Trabajo.
  • Indicadores de rendimiento y eficiencia.

Monitorización en tiempo real

Ya sea sobre patologías localizadas para determinar su evolución o sobre toda una estructura con fines preventivos, la monitorización con sensores inteligentes es una de las mejores armas contra el deterioro y envejecimiento.

Un ejemplo de caso de éxito de esta estrategia implementada por Ingenieros Asesores en el sector industrial es la monitorización de deformaciones en cintas transportadoras de mineral. De esta manera se ha conseguido ejecutar el mantenimiento preventivo del sistema en el momento óptimo antes de sufrir una avería por rotura de las cintas debido al desgaste. Así se consigue una reducción notable de los costes derivados de la parada de la producción y la reparación correspondiente.

Sin embargo este tipo de control no es exclusivo del sector industrial. Otra situación alejada de este ámbito donde la monitorización juega un papel fundamental es la observación continuada de vibraciones en el forjado de la sala de un gimnasio en un club deportivo. Las máquinas de fitness situadas sobre este forjado provocan temblores periódicos que podrían afectar a la estructura del edificio. Con la implementación de este control pueden detectarse problemas en el forjado debido a la fatiga de los materiales y así prevenir un posible accidente.

Monitorización significa prevención. Una pequeña inversión en el momento de la obra significa un ahorro muy superior en el futuro. En Ingenieros Asesores ponemos a su disposición toda nuestra experiencia en estos campos y le invitamos a que nos consulte sin compromiso.

 

También le puede interesar...