RFID en la industria

Noticias
Publicado el 21 Enero 2019
RFID en la industria

Si hubiera que definir la tecnología RFID con una palabra ésta sería eficiencia. Desde que estas etiquetas empezaran a usarse de manera extensiva en la segunda mitad del siglo XX su evolución técnica ha sido notable y sus campos de aplicación han crecido de forma exponencial.

RFID son las siglas de Radio Frequency Identification, en español Identificación por Radiofrecuencia. Este sistema puede definirse como un método de identificación remotopor medio de la utilización de ondas de radio. Para ello se vale básicamente de tres tipos de componentes:

  • Un lector, capaz de leer varias etiquetas al mismo tiempo sin necesidad de tener visión directa sobre ellas. Puede realizar trabajos tanto de lectura como de escritura.
  • Una etiqueta compuesta por una antena, un transductor y un chip.
  • Un sistema de procesamiento de datos.

Aunque actualmente la técnica más extendida para la identificación de objetos es el código de barras, las etiquetas RFID presentan varias ventajas frente a éstos, como la capacidad de reprogramación o la cantidad de información que se puede almacenar.

Aunque inicialmente se ha utilizado primordialmente en servicios logísticos y cadenas de suministro, su versatilidad es tal que se está aplicando en todo tipo de procesos como en seguimiento de inventarios, trazabilidad de productos, gestión de almacenes, procesos de manufactura, gestión de activos, controles de acceso…  ofreciendo ahorro de tiempo frente a otras tecnologías, minimización de errores, disminución de costes e incremento de la seguridad.

RFID: aplicaciones

Uno de los secretos de la gran acogida que están teniendo las aplicaciones RFID es su capacidad de adaptación en función del proyecto donde se van a implantar, aunque también es cierto que los sistemas RFID presentan algunas dificultades, siempre solventables, dependiendo de factores como la naturaleza de los materiales a monitorizar, el entorno circundante o las prestaciones que se requieran del proyecto.

Algunos de los aspectos técnicos que deben determinarse en la fase de diseño de la instalación, entre muchos otros, son:

  • Frecuencia de funcionamiento de las etiquetas: Influye en factores como la distancia de lectura, material sobre el que se colocarán las etiquetas o la tasa de lecturas. Puede hablarse de LF (Low frequency), HF (High frequency), UHF (Ultra High Frequency) y Microondas.
  • Tipo de etiquetas: Pasivos, Semi-Pasivos y Activos.
  • Condiciones del entorno: Pueden llegar a deteriorar la etiqueta, afectar al adhesivo y hacer que se caiga, inhibir las comunicaciones, ser más o menos sensible a las ondas electromagnéticas y provocar interferencias en función de la frecuencia escogida…

Diseñar un sistema RFID que se adapte a sus necesidades y cumpla con los estándares ISO requiere un conocimiento profundo y actualizado de esta tecnología. En Ingenieros Asesores complementamos estos conocimientos con una amplia experiencia en la aplicación de este tipo de sistemas. Consúltenos sin compromiso.

Noticias relacionadas
¿Desea más información sobre nuestros servicios?
Acceda a nuestra sección de contacto para enviarnos cualquier consulta.
Enviar una consulta