Inicio > Aplicaciones de la termografía: ¿Qué problemas se pueden detectar?

Aplicaciones de la termografía: ¿Qué problemas se pueden detectar?

Aplicaciones de la termografía: ¿Qué problemas se pueden detectar?

Una de las principales aplicaciones de la termografía son las auditorías energéticas, es decir, la detección del comportamiento térmico de un edificio o vivienda para ofrecer alternativas de mejora en su eficiencia energética.

La termografía es un procedimiento que permite obtener información sobre la temperatura de un objeto a distancia sin necesitar el contacto físico con el mismo. Consiste en la detección de la radiación infrarroja del espectro electromagnético, mediante cámaras que transforman la energía radiada, en forma de calor, en información sobre la temperatura de dichos elementos.

Problemas que pueden detectarse a través de aplicaciones de la termografía

La termografía se utiliza principalmente para detectar los problemas del comportamiento de las estructuras frente a la energía, tales como fugas de calor o fugas de aire. Así, la información que aporta puede ser vital para determinar las obras que han de hacerse para rehabilitar un edificio o mejorar su eficiencia energética.

Problemas térmicos

  • Permite la detección de puentes térmicos, es decir, zonas de la fachada, perímetro de las ventanas, etc. donde el aislamiento se ha deteriorado o es inexistente.
  • Detección de zonas de fugas de aire, ya que en estas zonas también se dan pérdidas de calor. Esto servirá para evitar problemas de ventilación o condensaciones en el edificio o vivienda.
  • Detecciones de humedades que pueden ser perjudiciales para la estructura del edificio o la salud de sus ocupantes, ya que es posible que deriven en la presencia de hongos o moho.
  • Detección de zonas repetidas de la fachada con pérdidas de calor, que pueden ser por una mala concepción al ser construidos.

Problemas en los sistemas de las instalaciones

De manera indirecta, gracias a la termografía se pueden detectar más problemas de eficiencia energética de un edificio, además de los relacionados con el calor.

  • Detección de fallos en las instalaciones eléctricas de alta y baja tensión: como sobretensiones, fallos en las conexiones, calentamiento excesivo en los fusibles o en otras partes de los circuitos.
  • Detecciones de problemas en el suministro de agua sanitaria, de manera que ayuda a encontrar fugas de agua, obstrucción de tuberías o bien su deterioro.
  • Fallos en la climatización y protección contra incendios: igual que en el caso de las tuberías, ayuda a identificar problemas en las conexiones o fallos en las instalaciones de estos sistemas.
  • Permite conocer el estado de motores y otros sistemas de bombeo, ya que se pueden detectar los motores sobrecalentados, bombas sobrecargadas o rodamientos demasiado calientes. Actuar a tiempo puede evitar graves problemas posteriores.
  • Verificar el estado de los paneles fotovoltaicos, por lo que resulta adecuado el uso de la termografía para ayudar en su mantenimiento. Se pueden detectar células rotas, fisuras o soldaduras de sus uniones defectuosas.

¿Cómo funciona una cámara termográfica?

La cámara termográfica es un instrumento de medida portátil capaz de medir la radiación infrarroja de un objeto. Además, permite saber de dónde procede esta radiación, ya que provee una imagen con distintos colores que indican distintos tipos de radiación infrarroja dependiendo de su longitud de onda. Unas proceden de la energía que radia un objeto y las otras, de la energía que es reflejada. Ambos datos son de interés para los elementos que se pretenden estudiar en una auditoría energética.

Para leer correctamente estos datos, se requiere que el técnico posicione correctamente la cámara y tenga los conocimientos adecuados para interpretar las imágenes.

Por lo que con la termografía es posible obtener datos reales sobre el estado y la existencia de posibles patologías de los elementos constructivos del edificio. Además también podemos obtener información sobre patrones, comportamientos y anomalías térmicas. Y por último, mediante la termografía se puede realizar una evaluación en tiempo real durante la recogida de información con la cámara.

Noticias relacionadas
¿Desea más información sobre nuestros servicios?
Acceda a nuestra sección de contacto para enviarnos cualquier consulta.
Enviar una consulta