Inicio > ¿Cómo calcular la ventilación natural en locales y viviendas?

¿Cómo calcular la ventilación natural en locales y viviendas?

¿Cómo calcular la ventilación natural en locales y viviendas?

Contar con una buena ventilación natural en establecimientos, viviendas y edificios es algo esencial y, para conseguir este objetivo, es muy importante tener en cuenta una serie de factores. Esto se puede calcular cómodamente a través de programas específicos para este fin, como es el caso de CE3X. Con él, se puede establecer cómo debe ser esta ventilación y la generación de contaminantes según la actividad que se desarrolle en cada uno de estos establecimientos.

Categorías de calidad del aire interior

Como ya se ha mencionado, contar con una buena ventilación es esencial y, por este motivo, es muy importante saber calcularlo, para poder tener el certificado energético correspondiente en los establecimientos que correspondan. Todas estas instrucciones se establecen en el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios, también conocido como RITE.

  • Se trata de un conjunto de instrucciones técnicas que recoge cómo deben ser las instalaciones en cuanto a ventilación, dependiendo de la actividad que acoja el edificio.
  • El RITE no solo se centra en la ventilación, también establece qué características deben tener aquellas instalaciones, generalmente de índole público, como es el caso de la calefacción, agua caliente o climatización, entre otras cosas.

Este artículo va a hacer especial hincapié en la ventilación, teniendo en cuenta las diferentes categorías de calidad de aire que se establecen. En este caso, hay que hablar de cuatro tipos.

¿Cómo son estas categorías?

Estas categorías se establecen dependiendo de la actividad que se va a desarrollar en cada edificio. Aquí se va a hablar de la categoría de Aire Interior (IDA).

  • IDA 1: es aire de óptima calidad y se centra principalmente en edificios como clínicas, hospitales, guarderías o laboratorios.
  • IDA 2: en este caso se hace referencia al aire de buena calidad, que debe ser de estas características en oficinas, residencias, museos, salas comunes o piscinas, entre otros.
  • IDA 3: es el aire de calidad media. Es el tipo de ventilación que debe haber en restaurantes, cafeterías, salas de fiestas, habitaciones de hotel, gimnasios, cines, teatros o locales deportivos.
  • IDA 4: se trata del aire de calidad baja que no es demasiado recomendable.

Los 5 métodos para calcular la ventilación natural en locales y viviendas

Una vez que se identifica la categoría de calidad de aire mínima que debe haber en una zona interior, posteriormente, se debe proceder al cálculo de las renovaciones por hora. Según el RITE, hay distintos modelos de cálculo del volumen de aire exterior que se necesita en cada momento para cada actividad o edificio.

  • Método indirecto de caudal de aire exterior por persona. Tal y como su nombre indica, aquí se va a calcular cómo debe ser el aire en el interior de un establecimiento según el número de personas que quepan en el mismo. En este sentido, hay que tener en cuenta una serie de factores, como si las personas realizan una actividad metabólica, cuando no se permite fumar o haya zonas especiales para fumadores o, incluso, cuando se lleve a cabo la creación de sustancias contaminantes que son ajenas a fuentes humanas.
  • Método directo por calidad de aire percibido. Para llevar a cabo este método, hay que tener como base el informe CR 1752 que es el del método olfativo.
  • Método directo por concentración de CO2. Hay que hacer una diferenciación en base a las estancias que tengan actividad metabólica y, por otro lado, en los establecimientos que generen bastantes contaminantes. En el primer caso, se enmarcan locales tales como salas de fiesta o específicos para deportes, siempre que no se permita fumar. Para el segundo caso, habría que englobar establecimientos y locales como bares, algunas tiendas, piscinas o cafeterías, entre otros.
  • Método indirecto de caudal de aire por unidad de superficie. Este método se utiliza únicamente para realizar los cálculos correspondientes en establecimientos que no están directamente destinados a ser ocupados por personas con cierta periodicidad.
  • Método de dilución. Es un método similar al directo por concentración de CO2, sin embargo, se suele utilizar más en locales donde los contaminantes que se generan son más conocidos y determinados. Hay que tener muy en cuenta en estos casos que la concentración en el aire de impulsión (SUP) junto a las emisiones que se realicen en las mismas estancias deben ser siempre menores a las limitaciones establecidas por las autoridades sanitarias.
  • Filtración del aire exterior mínimo de ventilación. Al igual que ocurre con el aire interior, el exterior también debe atender a una serie de parámetros. En este sentido, es esencial saber que el aire de fuera siempre debe filtrarse, y las clases mínimas de filtración también se establecen según las ODA.
    • ODA 1: se refiere al tipo de aire puro que se suele ensuciar de manera temporal.
    • ODA 2: en este caso es el aire que presenta altas concentraciones de gases o de partículas que son contaminantes.
    • ODA 3: se trata del aire que cuenta con una mayor concentración de este tipo de sustancias.

 

La importancia de la ventilación natural frente al Covid

La importancia de mantener una buena ventilación natural frente al Covid-19

En base a todo lo mencionado anteriormente, hay que decir que, en estos tiempos de pandemia, la ventilación en los establecimientos se ha vuelto aún más importante para contar con un espacio limpio, higiénico y preventivo ante el contagio de COVID-19.

  • En este sentido, esto debe ser prioritario, principalmente en aquellas instalaciones en las que hay afluencia de público, como en oficinas, restaurantes, hoteles, comercios o centros educativos, entre otros.
  • Los establecimientos deben contar con las medidas sanitarias y de seguridad necesarias para evitar en todo lo posible el contagio entre personas y con el objetivo de prevenir que el virus pueda expandirse.

Un espacio bien ventilado favorece que las partículas del virus no se queden concentradas en el mismo y se diluyan rápidamente.

La ventilación natural es un aspecto imprescindible en cualquier establecimiento que se precie. Es la única forma de garantizar un espacio limpio y con un aire puro y evitar males mayores, tales como la propagación del algunos virus.

Noticias relacionadas
¿Desea más información sobre nuestros servicios?
Acceda a nuestra sección de contacto para enviarnos cualquier consulta.
Enviar una consulta