Inicio > RITE: Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios. Exigencias a cumplir

RITE: Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios. Exigencias a cumplir

Normativas
Publicado el 24 Septiembre 2020
RITE: Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios. Exigencias a cumplir

El Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios (RITE) busca establecer unas normas básicas para la eficiencia energética y seguridad de estas construcciones. Se trata de una transposición de la Directiva 2002/91/CE, la cual versa sobre la eficiencia energética de los edificios. Además, su aprobación derogó el anterior real decreto, el RD 1751/1998, por no estar actualizado. Conoce la nueva versión a continuación.

¿Qué es el RITE?

El RITE, o Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios, es una norma que regula el diseño, colocación y mantenimiento de las instalaciones térmicas, de climatización, calefacción y agua caliente sanitaria. El objetivo es que estas mantengan un consumo racional de la energía disponible. Así, se fomenta la eficiencia energética de estas instalaciones, lo cual se consigue a través de un mejor rendimiento, aislamiento de los equipos o utilizando subsistemas de recuperación de energía.

Esta norma no se aplica de forma retroactiva, sino que solo tendrán que cumplirla las nuevas edificaciones. No obstante, aquellos edificios que vayan a reformarse sí que están obligados a atender a lo que dice el RITE.

Objetivos del Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios

El Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios tiene varios objetivos:

  • Establecer las exigencias que deben cumplir los nuevos edificios en materia de eficiencia energética y seguridad. De esta forma, se garantiza el bienestar de las personas y su higiene en todo momento. La norma estipula los procedimientos para acreditar su propio cumplimiento, además abarca: el diseño, el dimensionado, la ejecución, el mantenimiento y el uso de las instalaciones.
  • Crear una serie de exigencias para mejorar los sistemas afectados por la norma. De este modo, se buscará la retirada gradual de los equipos menos eficientes y anticuados, la desaparición escalonada de los combustibles más contaminantes y el uso obligatorio de contadores en las instalaciones colectivas.
  • Garantizar la comprensión de la normativa. Las autoridades han creado diferentes documentos de carácter técnico, los cuales están reconocidos por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio y del Ministerio de Vivienda. Se trata de guías técnicas, códigos de buena conducta, métodos de evaluación, guías de aplicación o todo aquel documento que facilite la aplicación del RITE.

Exigencias técnicas del RITE

El RITE está compuesto por una serie de exigencias técnicas, las cuales tendrán que cumplir las instalaciones térmicas. Estas se dividen en diversos grupos, entre las que destacan las de bienestar e higiene, eficiencia energética y seguridad.

  • Bienestar e higiene. Esta exigencia se centra en garantizar una calidad de los resultados que ofrecen los sistemas que se van a instalar. Es obligatorio mantener este criterio durante el diseño, la ejecución, el mantenimiento y la utilización de los aparatos, además su funcionamiento no producirá molestias acústicas. Así se garantiza:
    • La calidad térmica del ambiente: se incide en lograr unos parámetros del ambiente térmico suficiente como para que resulten confortables a los usuarios de un edificio.
    • Calidad del aire interior: se buscará eliminar cualquier contaminante y garantizar que el caudal de entrada y salida es el adecuado para que no llegue a viciarse.
    • Cuidado del agua caliente que se utilice: se cuidará que la dotación de agua sanitaria caliente sea la adecuada.
  • Eficiencia energética. Se potenciará el diseño y uso de instalaciones que reduzcan el consumo energético, lo que repercutirá en una menor emisión de gases de efecto invernadero. Recurrir a equipos y sistemas eficientes que permitan la recuperación energética y el uso de energías renovables ayudará a potenciar la eficiencia. Para ello, habrá que cumplir con unos requisitos de:
    • Rendimiento energético
    • Distribución de calor y frío correcto
    • Regulación y control
    • Contabilización de consumos
    • Recuperación de energía
    • Utilización de energías renovables.

Así, se logrará garantizar el funcionamiento eficiente y en buenas condiciones de los sistemas diseñados e instalados en los edificios de nueva construcción.

  • Seguridad. Esta es la exigencia más sencilla, aunque su peso salta a la vista. Las instalaciones deben estar pensadas para prevenir accidentes y/o para reducir el riesgo de que estos sucedan en su uso diario. Además, no sólo limitarán el daño a las personas, sino que también esto afectará a la flora, fauna, bienes o medio ambiente que pudiera verse afectado. Así que habrá que cuidar el diseño de las instalaciones y su propio uso para minimizar los riesgos que puedan llegar a causar.

El Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios apuesta por la eficiencia energética a través de una serie de exigencias fundamentales. Los edificios de nueva planta tendrán que adaptarse, al igual que aquellos que se vean sometidos a una reforma, para que se garantice el cuidado del planeta y de las personas.

Noticias relacionadas
¿Desea más información sobre nuestros servicios?
Acceda a nuestra sección de contacto para enviarnos cualquier consulta.
Enviar una consulta