Ruido y mediciones acústicas

Escenarios tan diferentes como entornos industriales, edificios de oficinas o urbanizaciones de viviendas pueden tener un problema común: el ruido.

En los edificios de viviendas el ruido supone perjuicio para el descanso y una alteración en la vida diaria de las personas. Aproximadamente un tercio de los españoles consideran que su vivienda está afectada por un exceso de ruido.

En España este tipo de edificaciones deben cumplir el Código Técnico de la Edificación y las condiciones recogidas en el Documento Básico de Protección contra el Ruido. Sin embargo cumplir la normativa no es una garantía frente a los excesos acústicos provenientes de viviendas colindantes o de instalaciones cercanas como depuradoras, pequeñas industrias, aeropuertos…

El ruido en los centros de trabajo industriales es el causante de la mayoría de enfermedades profesionales y el riesgo laboral más frecuente. Sus efectos hacen aparición de forma progresiva haciendo que en muchos casos no se les de importancia y sean aceptados por los pacientes como algo normal inherente al puesto de trabajo y al envejecimiento del sujeto.

Pérdida de audición, estrés, problemas cardiacos, variaciones del sistema endocrino, aumento del riesgo de accidente… son algunos de los efectos que, en definitiva, mermarán la productividad de la actividad industrial.

Medir para detectar el problema

En algunas ocasiones es necesario realizar un estudio técnico acústico para determinar cuáles son las fuentes de ruido y la potencia sonora que emiten, así como la medición del aislamiento acústico de la construcción. Este tipo de estudios son el primer paso para encontrar las posibles soluciones a un supuesto exceso de ruido.

Los tipos de mediciones acústicas más comunes que se realizan dentro de uno de estos estudios son:

  • Aislamiento acústico a ruido aéreo: Consiste en la realización de medidas que determinen las propiedades del aislamiento frente al ruido aéreo de las paredes interiores, techos y puertas del recinto. Así podrá determinarse en qué medida el ruido se propaga del interior del local a locales colindantes o al exterior.
  • Nivel de inmisión de ruido: Se trata en este caso de medir los niveles de ruido que llegan y entran a un recinto desde el exterior.
  • Ruido de impacto: Los golpes sobre una superficie provocan vibraciones que se transmiten por la estructura de la edificación y pueden llegar al lugar donde se realiza el estudio en forma de ruido.
  • Tiempo de reverberación: Es el tiempo que tarda en extinguirse un sonido en un recinto. En función del uso al que esté destinado el inmueble existen diferentes tiempos de reverberación recomendados.

En Ingenieros Asesores creemos que la medición, monitorización y el análisis con datos objetivos y veraces es la base para garantizar la toma de la decisión más acertada. Consúltenos sin compromiso.

También le puede interesar...