Inicio > Tipos de grietas en edificios: qué nos podemos encontrar

Tipos de grietas en edificios: qué nos podemos encontrar

Tipos de grietas en edificios: qué nos podemos encontrar

De la variedad de lesiones mecánicas que pueden sufrir los edificios, las grietas son una de las más alarmantes. Una grieta es una respuesta de una edificación para adaptarse a los cambios que se producen dentro o fuera de ella. Descubre por qué se producen y qué tipos de grietas en edificios son las más comunes.

¿Por qué se producen las grietas en los edificios?

Toda edificación es un elemento vivo: factores estacionales como la temperatura, la humedad o los movimientos del terreno ocasionan dilataciones o contracciones de los materiales, provocando de manera continua cambios geométricos. Estos, al mismo tiempo, dan lugar a la aparición de grietas en esquinas o zonas de unión de materiales. 

Hay que tener en cuenta que incluso las construcciones recientes pueden sufrir en los años posteriores a su finalización, pequeñas grietas o fisuras porque la misma estructura se encuentra en una fase de asentamiento inicial.

¿Es lo mismo una grieta que una fisura?

Aunque puedan parecer lo mismo, estos términos deben ser utilizados de manera distinta porque:

  • Las fisuras son aberturas estrechas que afectan al acabado superficial del alicatado de azulejos o de un enlucido de yeso, pero nunca afecta a la capa portante que sostiene dicho acabado.
  • En cambio, se habla de grieta cuando esta atraviesa todas las capas del muro, a todo su espesor, es decir, afecta al elemento constructivo completo.

Por lo tanto, si la lesión tiene un grosor de más de 1 milímetro de ancho y afecta al elemento constructivo, estamos ante una grieta.

Comportamiento de las grietas en edificios

Las grietas se producen por una deformación previa del elemento constructivo. Entre las acciones que provocan estas deformaciones se distinguen:

  • Pueden ser propias (peso propio) o externas.
  • Variaciones higrotérmicas. Pueden producir dilataciones y/o contracciones.

Tipos de grietas en edificios

Para la evaluación de grietas en edificios, tener en cuenta su morfología permitirá conocer la causa y la acción que ha provocado la lesión, por eso se pueden distinguir entre: asientos diferenciales, cargas verticales, cargas horizontales, dilataciones y contracciones.

Asientos diferenciales

Se originan cuando el soporte bajo el muro se deforma de manera diferencial. En función de cómo sea el asiento, se pueden producir grietas de una u otra morfología

  • Cuando son asientos puntuales, pueden aparecer grietas verticales al crearse esfuerzos de tracción en el muro, que por lo general se tiende a abrir donde se produce la fuerza de carga. 
  • Si el asiento se produce en un punto intermedio, las grietas aparecen desde abajo. 
  • Sin embargo, si el asiento se produce en un lateral, las grietas aparecen desde arriba. Incluso puede darse el caso de que vayan acompañadas también de grietas inclinadas paralelas.
  • En caso de ser asientos continuos, se suelen presentar grietas continuas con tendencia horizontal y/o parabólica, dando lugar a una separación de las partes del muro afectadas de las no afectadas.

Cargas verticales

Las grietas verticales se producen cuando las cargas son mayores de lo que el muro puede resistir

  • Si son puntuales aparecen grietas cortas verticales. 
  • Si son continuas se pueden diferenciar
  • Si el muro es muy esbelto, puede curvar y las grietas pueden aparecer de forma horizontal a media altura.
  • Si el muro tiene mucho espesor, antes de curvar pueden aparecer grietas verticales debido a las tracciones horizontales que origina la deformación por compresión del muro.

Cargas horizontales

Las grietas horizontales, se producen cuando las cargas horizontales, son mayores de lo que el muro puede resistir. En función del tipo de carga, se puede originar una grieta u otra: 

  • Cargas perpendiculares al muro (puntuales y continuas)
  • Cargas coincidentes con el plano del muro (puntuales y continuas)

Dilataciones y contracciones

También se producen grietas debido a los cambios de humedad y temperatura. La dilatación de un muro suele provocar roturas en otros muros, unidos a éste en ángulo. Estas grietas es habitual que sean más anchas en la parte superior del muro. 

Por otro lado, la contracción de un muro provoca roturas en el mismo que, al contraerse, genera esfuerzos de tracción en sentido horizontal.

¿Por qué deben evaluarse las grietas de los edificios?

Una grieta que aumenta de tamaño es indicadora de que la patología está viva, por lo tanto, debe analizarse. A la hora de evaluar una grieta, ya sea para identificar su origen o para saber si pone o no en riesgo la construcción, es muy importante llevar a cabo una correcta toma de datos. 

  • Una opción para ello es la monitorización a través de tecnología IoT. Con un dispositivo equipado con sensores y un datalogger se recogen, se envían y se analizan los datos en continuo, para así realizar una adecuada toma de decisiones en cuanto a la aplicación de medidas correctoras.
  • Como último paso en la evaluación de la grietas, que se podría monitorizar para ver su comportamiento al instante y en el tiempo, mediante tecnología IOT.

En Ingenieros Asesores somos especialistas en patología estructural. Llevamos a cabo la elaboración de estudios y análisis sobre estructuras existentes, ya sea de edificación, industria u obra civil, que presente alguna patología o lesión, mediante inspección visual, ensayos destructivos y no destructivos in-situ.

 

Noticias relacionadas
¿Desea más información sobre nuestros servicios?
Acceda a nuestra sección de contacto para enviarnos cualquier consulta.
Enviar una consulta