Claves para entender el BIM obligatorio en España

Desde finales de 2018 todos los proyectos de edificación con financiación pública que sobrepasen los dos millones de euros deben desarrollarse con metodología BIM. Asimismo desde el próximo 26 de julio de este año también será obligatorio para todos los proyectos públicos de construcción de infraestructuras.

Pero, ¿qué es el BIM? Para empezar son las siglas de Building Information Modeling, traducido literalmente como modelado de información para la edificación. Se trata de un método de trabajo que integra software, bases de datos y modelos tridimensionales para obtener un modelo del edificio antes del inicio de las obras de construcción incluyendo elementos como arquitectura, diseño interior, estructuras, ingeniería mecánica, eléctrica y sanitaria, fases de construcción… combinándolos además en una línea temporal.

Implantar y utilizar esta forma de trabajar pasa por contar con técnicos BIM especializados que orquesten la integración de toda la información y que sean capaces de gestionar los cambios generados por incoherencias e incompatibilidades que surgen en la fase de proyecto. Una idea de los pasos que debe seguir una empresa para implantar la metodología BIM podría ser:

  • Toma de datos sobre la empresa. Estructura, tipo de actividad, personal, proveedores, colaboradores, hardware y software disponibles.
  • Definición de las necesidades y objetivos de la empresa.
  • Configurar el método BIM a la medida de la actividad, necesidades y objetivos descritos.
  • Definición del equipo BIM y formación específica del personal acorde a la plataforma escogida. Es posible que sea necesaria la incorporación de nuevos perfiles para completar el equipo.

BIM: Sinérgico y visual

Potenciar el trabajo colaborativo multidisciplinar es una de las características principales del Building Information Modeling. Al conectar diversos software, bases de datos y modelos 2D y 3D en una línea temporal podemos conseguir, por ejemplo en el caso de la construcción, un prototipo del edificio muy aproximado a la realidad.

Este modelo incluye aspectos como fases de construcción, costes, materiales, componentes, estructura, instalaciones, mediciones, análisis energético, gestión posterior a la construcción… con lo que también se genera de forma automática gran parte de la documentación del proyecto.

Esta sinergia supone alcanzar un nivel de organización extremadamente eficiente permitiendo además anticiparse a los problemas antes de que aparezcan en una situación de ejecución de obra, o dicho de otra manera, ahorrar tiempo y dinero.

En Ingenieros Asesores ya trabajamos en BIM. A corto plazo será obligatorio para los proyectos que cuenten con financiación pública con lo que todo apunta a que BIM va a ser la forma de trabajo en cualquier proceso constructivo. Contamos con una dilatada experiencia en el campo de la ingeniería y la construcción. Innovación, reducción de costes, más productividad y proyectos de alta fiabilidad y calidad son las credenciales de esta nueva manera de trabajar. Consúltenos sin compromiso.

También le puede interesar...