Inicio > Modificación del Código Técnico de la Edificación: las claves de los nuevos cambios 2020

Modificación del Código Técnico de la Edificación: las claves de los nuevos cambios 2020

Normativas
Publicado el 11 Diciembre 2020
Modificación del Código Técnico de la Edificación: las claves de los nuevos cambios 2020

El código técnico de la edificación es un marco normativo en constante evolución que sirve para velar por la calidad y habitabilidad de las edificaciones y sus instalaciones. En este sentido, la construcción de viviendas va adaptándose a los nuevos retos tecnológicos y ambientales que debe enfrentar la sociedad actual. El próximo cambio será obligatorio para edificios cuya licencia de obra sea posterior al 27 de junio de 2020 e incluirá a las rehabilitaciones.

El Código Técnico de la Edificación (CTE)

El Código Técnico de la Edificación se creó en el año 2006 como un intento de aclarar las especificaciones de los objetivos marcados en la Ley de Ordenación de la Edificación (LOE).

  • El CTE establece el marco normativo para desarrollar y fijar los requerimientos básicos de control de calidad para la construcción de edificios. Un edificio tiene que ser seguro en su estructura, utilización y riesgos contra incendios. Además, debe tener las condiciones necesarias de salubridad, protección contra el ruido y no presentar pérdidas de energía que atenten contra la normativa ambiental.
  • El CTE también da igualdad de oportunidades a las personas con discapacidad, mediante accesos apropiados y adaptados a sus funciones.

¿Qué dicen los arquitectos sobre la nueva modificación del año 2020?

Los cambios en el Código Técnico de la Edificación siempre han generado cierto temor, sobre todo en arquitectos y profesionales de la construcción. Ya en el año 2006, los arquitectos más veteranos se quejaban de que la nueva norma complicaba las entregas y que sería imposible cumplir con los requisitos establecidos.

Lo cierto es que en el año 2020 esta situación ya estaba superada y asimilada, incluso después de llegar una modificación en el 2013 con la certificación energética de edificios (RD 235/2013) y una segunda (RD 732/2019) que se postergó por la crisis del coronavirus al 28 de junio del 2020.

 

Las claves de los cambios del CTE en 2020

 

Las claves de los cambios del CTE en 2020

El Real Decreto de Modificación del Código Técnico de la Edificación (CTE) busca la mejora en cuanto a la eficiencia energética de las edificaciones y aporta una nueva sección para proteger a las viviendas de los efectos del gas radón. Además, incorpora algunas exigencias de protección frente a los incendios en la zona externa de las fachadas.

Documento Básico de Ahorro de Energía (DB-HE)

El nuevo documento se alinea con el ahorro de energía en las edificaciones y el fomento de las fuentes renovables. Los edificios actuales deben tener una eficiencia energética superior, con una reducción del gasto energético de un 40 % de media.

  • Este cambio busca mejorar las envolturas térmicas de los edificios y reforzar la idea de reducir las emisiones de CO2 con tecnología sostenible. El objetivo dará como resultado un gasto energético menor con unas condiciones de confort más adecuadas.

Esta modificación afecta principalmente a las certificaciones energéticas de las edificaciones y a su gestión. Aparece el concepto de edificio de consumo de energía casi nulo (ECCN) y aumentan las exigencias respecto a la transmitancia térmica en la envolvente constructiva. Otro punto interesante es el control solar, o capacidad para controlar o evitar la ganancia solar.

Documento Básico de Salubridad (DB-HS6)

Hace referencia a la protección frente a la exposición al gas radón, y está relacionada con la Directiva 2013/59/EURATOM de 2013. En este caso, se establecen patrones de seguridad básicos para evitar la exposición a radiaciones perjudiciales.

  • Se establecen medidas reglamentarias, que limiten la entrada del gas radón en los edificios y se tienen en cuenta la localización de las viviendas. Queda establecida la concentración en 300 Bq/m3 para evitar riesgos de cáncer de pulmón y otras enfermedades asociadas.

La norma establece un nivel menor de concentración de gas radón presente en construcciones poco ventiladas y en terrenos de naturaleza granítica. Se establecen algunas pautas básicas:

  • Establecer un aislamiento con respecto al terreno existente
  • Extraer el radón por despresurización
  • Sellar las posibles zonas de entrada
  • Optar por espacios diáfanos

Seguridad contra Incendios (DB-SI)

El DB SI, pretende evitar la posibilidad de que se propague el fuego por medio de las fachadas de las viviendas y garantizar la seguridad de las personas. Esta solución se enfoca en evitar la reacción del fuego, a partir de mejoras en los sistemas constructivos de las fachadas y sus características de aislamiento. En este sentido, se potencia el uso de materiales ignífugos, térmicos y acústicos, adaptados a combatir el comportamiento del fuego.

Un aspecto importante que mencionar es que el aislamiento SATE, o panel aislante en la cara externa del edificio, y la fachada ventilada, pueden generar la propagación del fuego por medio de su estructura. La normativa CTE busca soluciones más adaptadas para combatir el problema que, sin lugar a duda, supondrá un gran desafío para los profesionales de la nueva construcción y las rehabilitaciones.

El real decreto, que entra en vigor a finales del 2020, pretende solucionar los problemas derivados del consumo energético. Además, como toda modificación del CTE, busca en definitiva una mayor habitabilidad, confort y seguridad en las edificaciones; todo ello encaminado hacia un futuro más sostenible.

Noticias relacionadas
¿Desea más información sobre nuestros servicios?
Acceda a nuestra sección de contacto para enviarnos cualquier consulta.
Enviar una consulta