Edificacion ecológica y sostenible

La sociedad moderna en general y el mundo de la construcción en particular están inmersos en una tendencia imparable hacia la sostenibilidad y la eficiencia.  Concretamente el sector de la construcción es uno de los que más energía demanda del consumo global para poder desarrollar su actividad y los edificios de viviendas españoles en su fase de vida útil, por ejemplo, suponen un consumo del 20% de la electricidad total del país.

Sin embargo para conseguir que una edificación sea eficiente y sostenible desde el principio deben aplicarse buenas prácticas ya en la fase de proyecto. Diseñar el edificio teniendo en cuenta su contexto inmediato es fundamental para conseguir una construcción sostenible. Algunos puntos clave del diseño ecológico son:

  • Tener en cuenta la relación del edificio con su contexto inmediato.
  • Valorar el clima que va a tener que soportar a lo largo del año.
  • Orientación geográfica en función de climatología y carta solar.
  • Distribución inteligente de huecos y cerramientos en función de los puntos anteriores.

Otro punto interesante en las fases preliminares de una construcción es la adecuación del lugar donde se va a ejecutar la obra. En el caso de tener que efectuarse una demolición de una antigua construcción puede apreciarse una diferencia en la manera de proceder en comparación con lo que se hacía años atrás: Los escombros resultantes de la demolición se reciclan. O al menos así debería procederse.

La intención por parte de las administraciones europeas es que en 2020 se reciclen al menos el 70% de los Residuos de Construcción y Demolición (RCD). No en vano en la UE se generan cada año millones de toneladas de escombros y su valorización y reutilización supondría una reducción considerable del consumo de materias primas y un impacto positivo para el medio ambiente.

Uso de materiales reciclados

En la construcción moderna de edificios no sólo se están empleando materiales reciclados procedentes de los RCD sino que se están dando nuevos usos a materiales reciclados de otros ámbitos.

Uno de los materiales más en alza en las construcciones ecológicas es el PET (tereftalato de polietileno). El PET es un plástico muy conocido por utilizarse en botellas de envasado de agua y por ser particularmente resistente a la biodegradación. Por un lado esto es negativo desde el punto de vista ecológico ya que significa que un objeto compuesto de PET que se abandone en el medio ambiente tardará muchos, muchísimos años en descomponerse.

Pero por otra parte significa en una ventaja cuando el PET se recicla como material de construcción. Actualmente se utiliza tanto en forma de bloques como en forma de láminas y  presenta particularidades interesantes como: alta funcionalidad, buena capacidad de carga y ser un excelente aislante tanto acústico como térmico.

En Ingenieros Asesores estamos convencidos que un buen asesoramiento y desarrollo de proyecto resulta fundamental a la hora de afrontar una nueva edificación para conseguir un resultado moderno, eficiente y ecológico tanto en la fase de obra como durante la vida útil de la construcción. Consúltenos sin compromiso.

También le puede interesar...