Inicio > ¿Vivienda sostenible, pasiva o bioclimática? Tres conceptos muy relacionados

¿Vivienda sostenible, pasiva o bioclimática? Tres conceptos muy relacionados

¿Vivienda sostenible, pasiva o bioclimática? Tres conceptos muy relacionados

Vivienda sostenible, pasiva o bioclimática…en la actualidad la “nueva arquitectura” deja una amplia variedad de términos a la hora de referirse a construcciones respetuosas con el medio ambiente, que reducen el consumo energético y que a la vez cuentan con un diseño atractivo y vanguardista.

Y es que en un contexto de emergencia medioambiental donde la amenaza del cambio climático y la escasez de recursos están muy presentes, la arquitectura debe tomar partido con el uso de técnicas de construcción sostenibles, el uso de materiales que minimicen el impacto ambiental y la búsqueda de la eficiencia energética. ¿Pero cuál es la diferencia entre vivienda sostenible, pasiva o climática? 

Vivienda sostenible, pasiva y bioclimática 

Hoy en día existen muchas dudas sobre los conceptos de vivienda sostenible, pasiva y bioclimática. A veces se usan indistintamente y, aunque pueden parecer similares y pueden tener alguna relación, en realidad cada uno de ellos implica cosas diferentes. 

Vivienda sostenible 

El término vivienda o casa sostenible es bastante genérico. Implica que durante su construcción se ha minimizado el impacto ambiental, que no requiere de gran cantidad de energía para su funcionamiento, es decir, que reduce al mínimo el consumo energético y que la energía que precisa proviene de fuentes renovables para evitar emisiones contaminantes al medio ambiente. Para que un hogar sostenible sea disfrutado como tal, debe tener presente la regla de las 3 ‘erres’: reducir, reciclar, reutilizar. Por ejemplo, una vivienda sostenible se puede caracterizar por: 

  1. Estar construida con materiales de bajo impacto ambiental, como la madera, que reduce de manera significativa los costes de energía y las emisiones. 
  2. Poseer un aislamiento de calidad, punto fundamental para que la casa sea eficiente desde el punto de vista energético. El doble acristalamiento en ventanas es muy importante. 
  3. Incorporar sistemas de energías renovables para generar energía limpia, como placas solares en el tejado. 
  4. Tener un sistema de climatización eficiente y que garantice la mayor eficiencia posible de energía durante su uso. 
  5. Incluir sistemas y tecnologías para reducir el consumo de agua y reutilizarla. 
  6. Utilizar bombillas LED para todas las luminarias del hogar (tanto interiores como exteriores). 

Vivienda pasiva 

Vivienda pasiva viene dPassivhaus, concepto constructivo que surge en Alemania en la década de los 90. Se trata principalmente de aquellas casas en las que, con una demanda muy reducida de energía, se garantiza el máximo confort a sus habitantes, reduciendo al mínimo el consumo de calefacción y refrigeración. Es por esto que el ahorro energético en las viviendas pasivas puede suponer entre el 70 % y 90 % respecto a los hogares convencionales.

¿Cómo es posible? Porque este tipo de construcciones han sido diseñadas con el objetivo de mantener las mejores condiciones ambientales en su interior, cumpliendo con unas exigencias de hermeticidad y confort que se fundamentan en estos principios básicos 

  1. Aislamiento térmico: se debe utilizar un correcto aislamiento térmico de baja transmitancia en toda la evolvente de la construcción que aísle la vivienda del exterior impidiendo que el calor se escape en invierno y que entre en ella durante el verano. Se trata de edificios eficientes contra el calor.
  2. Cerramientos herméticos: los cerramientos de la vivienda deben garantizar la estanqueidad y conseguir un efecto de hermeticidad.  
  3. Eliminación de puentes térmicos: los puentes térmicos son los puntos débiles en la estructura a través de los cuales se pierde calor. Para evitarlos, se recomienda el uso de termografías. 
  4. Puertas y ventanas de calidad: recurrir al triple acristalamiento es una apuesta segura para evitar pérdidas de calor. 
  5. Ventilación mecánica con recuperación de calor: permite ventilar recuperando casi el 90 % de la energía que está dentro de la propia construcción, es por esto que no es necesario abrir las ventanas para ventilar. El aire que entra en la vivienda se climatiza con el aire que sale y se evita la no deseada entrada o salida de calor. 

Vivienda bioclimática 

La principal diferencia entre vivienda bioclimática respecto a los dos anteriores tipos de viviendas es que esta se centra más en el diseñoSe podría decir que, desde el planteamiento inicial se piensa en llevar a cabo una construcción con “sentido” donde se tiene en cuenta el aprovechamiento de las ventajas naturales del entorno en términos de energía y confort térmico para reducir el impacto medioambiental. 

El proyecto de una vivienda bioclimática pivota sobre los pilares de la captación de energía, el almacenamiento, el aislamiento y la protección, aprovechando recursos naturales como el sol y el viento y justificando la orientación de la construcción en función de la ventilación y la radicación solar. 

Las características que debe tener un hogar bioclimático son: 

  1. Aplicación de técnicas de aislamiento y hermetismo, para proteger a la vivienda del calor en verano y evitar que se escape durante el invierno. 
  2. Utilización de energía solar para generar energía limpia y reducir el consumo eléctrico. Las placas deben estar ubicadas en aquel lugar donde se aprovechen más horas de sol. 
  3. Estudio de una ubicación estratégica para el aprovechamiento de otras energías renovables, como pueden ser ríos o zonas con mucho viento. 
  4. Uso de materiales avanzados para garantizar el aislamiento de la construcción de las temperaturas extremas, tanto en verano como en invierno. 
  5. Sistemas y técnicas de enfriamiento pasivo, como el free cooling. 
  6. Elección de materiales inteligentes que aíslen de la humedad. 
  7. Instalación de sistemas de ventilación mecánicos avanzados, como la geotermia o aerotermia. 

En definitiva, aunque los conceptos de vivienda sostenible, vivienda pasiva y viviendo bioclimática se usan de manera indistinta, no implican lo mismo. Antes de plantear la construcción de una vivienda eficiente y respetuosa con el medio ambiente, hay que tener en cuenta factores como los objetivos que sdesean conseguir a nivel de eficiencia y presupuesto. 

Noticias relacionadas
¿Desea más información sobre nuestros servicios?
Acceda a nuestra sección de contacto para enviarnos cualquier consulta.
Enviar una consulta