Inicio > ¿Cómo han evolucionado las estructuras de acero?

¿Cómo han evolucionado las estructuras de acero?

¿Cómo han evolucionado las estructuras de acero?

El acero es un material que revolucionó la industria de la construcción porque ofrece infinitas posibilidades para el diseño de edificaciones. Las estructuras de acero se caracterizan por tener buenas propiedades físicas y mecánicas, con una alta resistencia a la flexión y a la compresión.

El acero es el resultado de la mezcla entre el hierro y el carbono, aunque también puede combinarse con otro tipo de componentes dependiendo de cual sea su aplicación final. Su importancia como material queda reflejada a través de construcciones icónicas que han marcado la historia de este sector y que constituyeron en su día una muestra visual de la llegada de una nueva era a principios del siglo XX: la Era Moderna. 

Evolución de las estructuras de acero en la historia

Las estructuras metálicas tienen su origen en el siglo XVIII, pero las de acero como tal se popularizaron en la segunda mitad del siglo XIX. Durante esta época, se fueron refinando las técnicas de producción del acero, que era un material más industrializado y resistente que el hierro pudelado. Dotarlo de mejores propiedades mecánicas aceleró el impulso de la industria siderúrgica, y ya con la Revolución Industrial el acero se convirtió en el material más utilizado en la industria de la construcción, incluso por delante del hierro. 

Las tres construcciones de acero que marcan un antes y un después en la historia de este material son:

  • El Palacio de Cristal de Joseph Paxton, construido en Londres en 1851.
  • La Galería de las Máquinas en París, construida en 1889 y diseñada por el ingeniero Ferdinand Dutert.
  • La Torre Eiffel en Parísfinalizada en 1889. Esta última es una construcción de acero de 300 metros de altura que popularizó aún más si cabe el novedoso material de construcción por entonces. Por eso, a partir del año 1900 cada vez era más común verlo en todo tipo de edificaciones. 

Durante la primera mitad del siglo XX en países como EE. UU. las construcciones de acero tuvieron una gran acogida. Rascacielos como el Chrysler o el Empire State en Nueva York basaron su construcción en el acero. Como dato curioso, para este último edificio se necesitaron 60 000 toneladas de acero para construirlo. El puente de Brooklyn es otra de las estructuras de acero más icónicas, donde cuatro cables de acero sujetan la plataforma del puente al mismo tiempo que unen las torres de anclaje. 

A partir de la Segunda Guerra Mundial, el acero es un material presente en la mayoría de los proyectos de construcciónEn sus diferentes formas y aleaciones, presenta unas propiedades físicas y mecánicas como la elasticidad, la resistencia a la corrosión o la ductilidad que lo han hecho idóneo para la construcción. 

Características y ventajas del acero para la construcción

Como hemos visto, el acero es uno de los materiales más utilizados para la construcción de estructuras debido a una serie de características propias muy interesantes: 

  • Es un material idóneo para una rápida construcción. 
  • Es fácil de transportar y montar. 
  • Su coste es reducido en comparación con otros materiales, como el hormigón armado. 

Además, algunas de sus principales ventajas como material estructural y de construcción son: 

  1. Resistencia: su resistencia mecánica hace que sea idóneo para la construcción de edificios altos o puentes. 
  2. Durabilidad: las construcciones de acero, con un correcto mantenimiento, poseen una gran capacidad para soportar las condiciones físicas y químicas durante toda su vida útil. 
  3. Ductilidad: es la capacidad del acero para soportar deformaciones una vez superado su límite elástico, mantenimiento a la vez su capacidad mecánica. El acero es un material que admite deformaciones sin falla. 
  4. Versatilidad: el acero es uno de los materiales más empleados en construcción porque sus propiedades físicas y mecánicas hacen que se adapte a cualquier tipo de aplicación.  
  5. Uniformidad: las propiedades del acero se mantienen inalterables con el paso del tiempo. 
  6. Tenacidad: el acero presenta una gran tenacidad a la fractura. 
  7. Elasticidad: es un material que alcanza muchos esfuerzos y se acerca a un comportamiento linealmente elástico. 
  8. Reciclable: el acero es un material hoy en día 100 % reciclable y degradable. En la industria de la construcción se recicla alrededor del 85 % del acero utilizado a nivel mundial.

El acero estructural es uno de los mejores materiales para llevar a cabo construcciones de manera rápida, duraderas en el tiempo y sostenibles. Su uso ha sido clave en el desarrollo de las grandes urbes, ya que con él se pueden construir edificios, puentes o túneles. 

 

Noticias relacionadas
¿Desea más información sobre nuestros servicios?
Acceda a nuestra sección de contacto para enviarnos cualquier consulta.
Enviar una consulta