Inicio > Usos del hormigón armado en la construcción

Usos del hormigón armado en la construcción

Usos del hormigón armado en la construcción

El hormigón armado es una combinación de hormigón de cemento tradicional con refuerzo de barras de acero. El resultado es un material con alta resistencia a la compresión y a la tracción, razón por la cual los usos de hormigón armado en la construcción son muy amplios.

Al resistir muchos tipos de carga permite que tenga muchas aplicaciones. Por lo tanto, el término ‘armado’ o ‘reforzado’ se utiliza porque el acero refuerza el hormigón y lo convierte en un material de construcción aún más resistente, además de ser fácil de trabajar, adaptable, versátil, duradero y asequible. 

¿Qué es el hormigón armado? 

El hormigón es un material de construcción versátil que se obtiene endureciendo una mezcla de cemento, arena, grava y agua en cantidades bien proporcionadas. Como es conocido, el hormigón posee una resistencia a la compresión muy alta pero una resistencia a la tracción baja. Por eso, dondequiera que intervengan fuerzas de tracción, como en losas y vigas, se recomienda no utilizar hormigón simple. 

¿Cuál es la solución si se desea trabajar con cargas? Agregar acero al cemento, ya que tiene resistencia a la tracción y también posee una buena resistencia a la compresión. Esta unión entre el hormigón y el acero funciona muy bien. Cuando ambos se combinan se consigue un refuerzo, obteniendo un material comúnmente conocido como hormigón armado. 

Ventajas del hormigón armado

El hormigón armado es capaz de soportar cargas de compresión, tensiones de tracción y fuerzas sobre cualquier estructura. Tiene una alta fiabilidad como material, ya que combina los mejores elementos del cemento y del acero, razón por la que es uno de los más utilizados en construcción. Estas son las principales ventajas que hacen que los usos del hormigón armado en la construcción sean tan amplios.

Fuerza

El hormigón armado tiene muy buena resistencia tanto a tracción como a compresión. Esto hace que el concreto sea uno de los materiales de construcción más deseados.

Económico

Los componentes del hormigón están ampliamente disponibles en todo el mundo y, del mismo modo, el coste de producción es muy bajo. Asimismo, debido a la naturaleza duradera del hormigón armado, su coste de mantenimiento también es asequible. Por otro lado, las estructuras de hormigón reducen los costos operativos relacionados con el consumo de energía operativa gracias a su durabilidad, resiliencia y bajo mantenimiento.  

Versatilidad

El hormigón se puede colocar en varias configuraciones de encofrado y se adapta muy bien a la forma, la superficie, la textura y el tamaño deseado en el sitio de construcción. Esto se debe a que el hormigón fresco es fluido y está en estado líquido. Por lo tanto, es más adecuado para requisitos arquitectónicos.

Durabilidad

Las estructuras de hormigón armado son duraderas si se diseñan y colocan correctamente. El material no se ve afectado por el clima como la lluvia y la nieve, y puede durar muchos años. Debido a la baja permeabilidad, el concreto puede resistir químicos disueltos en agua como sulfatos, cloruros y dióxido de carbono, que pueden causar corrosión en el concreto, sin un deterioro grave. Es por eso que el hormigón armado es ideal para aplicaciones subacuáticas y sumergidas como para estructuras de edificios, tuberías, presas, canales, revestimientos y estructuras frente al mar.

Resistencia al fuego

La naturaleza del hormigón no permite que se incendie ni se queme. Puede soportar el calor de 2 a 6 horas, lo que otorga tiempo suficiente para las operaciones de rescate en caso de incendio. Los edificios de hormigón armado son más resistentes al fuego que otros materiales de construcción de uso común como el acero y la madera. Es adecuado para acero ignífugo y se utiliza en aplicaciones de alta temperatura y explosión.

Ductilidad

El refuerzo de acero imparte ductilidad a las estructuras de hormigón armado. La ductilidad permite que el concreto muestre signos de deterioro, como agrietamiento y deflexión, si el miembro de concreto reforzado experimenta una sobrecarga. Esto permite a los ingenieros analizar qué medidas son las más adecuadas para prevenir daños en el hormigón.

Resistencia sísmica

Las estructuras de hormigón armado correctamente diseñadas son extremadamente resistentes a los terremotos

Facilidad de construcción

En comparación con el uso de acero en la estructura, el hormigón armado no requiere de una mano de obra altamente cualificada para el montaje de la estructura. 

Principales usos del hormigón armado en la construcción

Gracias a sus cualidades técnicas, el hormigón reforzado tiene muchas aplicaciones en construcción. Estos son los principales usos del hormigón armado en la construcción.

Edificios 

Todo edificio se compone de vigas, columnas, paredes, pisos y techos. El hormigón armado es ideal para la construcción de pisos, losas de techo, columnas y vigas en estructuras residenciales y comerciales. Los suelos de rejilla de hormigón armado que comprenden vigas y losas se utilizan para cubrir grandes áreas. El hormigón armado es un material rentable, duradero, ignífugo y confiable, lo que lo hace idóneo para su aplicación en edificios. Asimismo, con el hormigón armado se puede conseguir cualquier efecto arquitectónico que se desee.  

Los edificios de hormigón armado de varios pisos se adoptan habitualmente para complejos residenciales y de oficinas. Para pisos de alta resistencia en fábricas, el hormigón armado también es ideal debido a su resistencia al desgaste y durabilidad. 

Puentes 

La tendencia actual es adoptar hormigón armado para puentes pequeños, medianos y grandes, lo que resulta en estructuras estéticamente superiores y económicas en comparación con los puentes de acero. Debido al desarrollo del hormigón reforzado, las propiedades deseadas del hormigón, como la resistencia y durabilidad del hormigón, se pueden lograr para cualquier tipo de construcción. 

Carreteras 

El hormigón armado se utiliza en la construcción de carreteras que están diseñadas para transportar tráfico pesado. Las pistas de aterrizaje y las gradas para hidroaviones son ejemplos de carreteras de alta resistencia en las que se utiliza este material. 

Estructuras flotantes 

El hormigón armado también puede ser utilizado para estructuras flotantes. Los cajones de hormigón armado y los muelles flotantes son algunos ejemplos. 

Cimentaciones 

El hormigón armado se utiliza en la construcción de casi todos los tipos de cimentaciones. Los pilotes de hormigón armado, tanto prefabricados como colocados in situ, se han utilizado para cimentaciones de estructuras de diferentes tipos como puentes y edificios. 

Estructuras marinas 

El hormigón armado también se utiliza en la construcción de estructuras marinas como muelles, muros de muelles, torres de vigilancia y faros en zonas costeras donde la corrosión es inminente. Esto se debe a que existen determinados tipos de hormigón que pueden resistir un entorno de estas características.  

Tuberías y conductos 

Se han construido tuberías y conductos de hormigón armado y dichas tuberías se utilizan en varias aplicaciones, como, por ejemplo, en la construcción de sistemas de alcantarillado 

Obras prefabricadas 

El hormigón prefabricado es la línea de desarrollo del hormigón armado cuya aplicación ha aumentado considerablemente en los últimos años. El hormigón prefabricado se utiliza para construir diferentes tipos de estructuras y varios elementos estructurales y porciones de estructuras. Ejemplos de hormigón prefabricado son columnas, vigas, losas, tuberías, farolas, pozos de inspección, postes de cercas, sumideros, etc. 

Otros 

El uso típico de hormigón armado en estructuras de contención incluye estribos para puentes y muros de contención para terraplenes de tierra. El hormigón armado es ideal para estructuras de retención de agua como tanques terrestres y aéreos y estructuras hidráulicas como presas de gravedad y de arco. El material es ampliamente utilizado para la construcción de grandes cúpulas para tanques de agua y estadios deportivos y salas de conferencias. Asimismo, los postes de hormigón armado casi han reemplazado a los postes de acero para las transmisiones de potencia.  

Por lo tanto, para estructuras que requieren una alta resistencia a la tracción, el hormigón armado es la mejor opción, ya que posee refuerzos metálicos. Además, debido a sus características tiene una larga vida útil, aunque para un rendimiento efectivo se deben realizar inspecciones estructurales para determinar cuáles son las intervenciones de mantenimiento específicas.  

Noticias relacionadas
¿Desea más información sobre nuestros servicios?
Acceda a nuestra sección de contacto para enviarnos cualquier consulta.
Enviar una consulta