Inicio > Qué son los certificados blancos y cuál es su función

Qué son los certificados blancos y cuál es su función

Qué son los certificados blancos y cuál es su función

Aunque cada país tiene en la actualidad distintos objetivos en materia de energía, la eficiencia energética continúa siendo una materia pendiente para muchos estados. En este contexto de transición hacia una economía más sostenible, los certificados blancos se posicionan como un mecanismo idóneo para fomentar y garantizar la eficiencia energética de organismos y compañías comercializadoras de energía eléctrica y gas natural.

Qué son los certificados blancos

La Directiva 2012/27/UE del Parlamento y del Consejo, de 25 de octubre de 2012, relativa a la eficiencia energética crea un marco común para fomentar la eficiencia energética y promueve la implantación en todos los países miembros de los certificados blancos o certificados de ahorro energético.

  • Los certificados blancos son una obligación que fijan las autoridades gubernamentales sobre las empresas suministradoras o distribuidoras de energía (generalmente electricidad o gas) para conseguir un determinado nivel de ahorro energético en un tiempo limitado. Estos ahorros se consiguen a través de la aplicación de proyectos de eficiencia energética llevados a cabo en diferentes sectores de la economía (residencial, terciario, industrial, de transportes, etc).

Los Certificados de Ahorro Energético (CAE) en España

En el caso de España, adapta esta directiva a través de la Ley 18/2014, de 15 de octubre, de medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia. En ella se señala la posibilidad de establecer la emisión de Certificados de Ahorro Energético (CAE) “que resultan de la realización de determinadas actuaciones definidas en un catálogo y que cumplan los requisitos y condiciones que en dicho catálogo se establezcan”.

La cuestión es que ese catálogo todavía no ha sido definido, por lo que España cumple la directiva europea a través de otro mecanismo: el Fondo Nacional de Eficiencia Energética (FNEE).

Fondo Nacional de Eficiencia Energética (FNEE)

La Directiva 2012/27/UE permite crear un Fondo Nacional de Eficiencia Energética como respaldo a las iniciativas nacionales de eficiencia energética, y esta es la vía que ha tomado España.

La finalidad de este fondo es financiar mecanismos de apoyo económico, financiero, formación, información, asistencia técnica, etc. para el fomento de la eficiencia energética en los distintos sectores consumidores de energía. De este modo, se contribuye a conseguir la meta de ahorro energético nacional que establece la mencionada directiva comunitaria.

  • En España el FNEE está adscrito al Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico y es gestionado el Instituto para la diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE).
  • La financiación del FNEE se establece a través de un sistema de obligaciones anuales de ahorro energético, realizando una contribución financiera anual por el importe resultante de: multiplicar su obligación de ahorro anual por la equivalencia financiera correspondiente.
  • Este fondo también es financiado con fondos europeos y subastas de derechos de emisión.

El Real Decreto-Ley 23/2020 por el que se aprueban medidas en materia de energía y en otros ámbitos para la reactivación económica es continuista en la regulación de la eficiencia energética con el modelo de contribuciones al Fondo Nacional de Eficiencia Energética como única forma de cumplir las obligaciones, y, por el momento, postponiendo el sistema de certificados blancos por el que los sujetos obligados pueden sustituir el pago al Fondo por actuaciones directas en eficiencia energética.

¿Quiénes deben aportar capital al FNEE?

Las empresas que obligadas a contribuir con el FNEE son:

  • Comercializadoras de gas y electricidad
  • Operadores de productos petrolíferos al por mayor
  • Operadores de gas licuado al por mayor.

Funcionamiento de certificados blancos en otros países

Países como Italia o Francia ya existen modelos de certificados blancos. En el caso de Italia los certificados blancos se denominan TEE  (titoli di efficienza energética) y abarcan cuatro tipos de acciones:

  • Ahorro de electricidad
  • Ahorro de gas natural
  • Ahorro de otros combustibles automotrices
  • Ahorro de otros combustibles no automotrices

En cambio, en Francia los certificados blancos (certificat d´économie d´énergie) se llevan a cabo aplicando medidas reglamentarias o adquiriendo dichos certificados blancos a otras empresas que hayan cumplido con dicho mecanismo. También pueden pagar una cantidad al estado y los períodos en los que opera cada certificado son de 3 años.

En definitiva, los certificados blancos se consideran una obligación que deben cumplir las empresas suministradoras o distribuidoras de energía, como las encargadas del gas y la electricidad, para conseguir cierto ahorro energético en un tiempo estipulado.

Noticias relacionadas
¿Desea más información sobre nuestros servicios?
Acceda a nuestra sección de contacto para enviarnos cualquier consulta.
Enviar una consulta