Sistemas de ahorro energético en la industria

Noticias
Publicado el 15 Abril 2019
Sistemas de ahorro energético en la industria

En algunas ocasiones el gasto que una empresa debe destinar al consumo energético puede ser un condicionante de tal magnitud que represente un riesgo para la mismísima continuidad de la actividad industrial. La puja de empresas en la subasta de interrumpibilidad y casos como la industria del aluminio del norte de España han sido noticia destacada en los medios de comunicación en los últimos meses.

El llamado servicio de interrumpibilidad es una herramienta de gestión de la demanda de energía por la cual los grandes consumidores de energía, principalmente grandes industrias, asumen una reducción del consumo en momentos puntuales a la orden de una entidad de control en aras de mantener el equilibrio entre generación y demanda del sistema para que al resto de consumidores no adscritos a este servicio no les falte suministro eléctrico. A cambio estos grandes consumidores perciben una retribución económica como compensación a esta disponibilidad.

Sin embargo la estrategia base para el ahorro energético debe fundamentarse en una estructura de potencia contratada y gasto coherente con la actividad que se realiza aprovechando todas las facilidades y tecnologías existentes actualmente para reducir el consumo en comparación con la tecnología existente hace unas décadas.

Medidas concretas para un consumo eficiente

Cada empresa necesita un plan personalizado para el ahorro y eficiencia energética que identifique los puntos clave sobre los que se puede actuar. Sin embargo algunas medidas concretas en las que se suele actuar son:

  • Monitorización del Consumo: Lo que no se mide no se puede mejorar. Contar con una foto fija de cómo se reparte el gasto energético de una instalación para identificar los puntos por donde se escapa la energía es un punto de partida fundamental a la hora de tomar decisiones.
  • Potencia contratada: La potencia contratada es la cantidad de kilovatios que el usuario tiene convenidos con la distribuidora para su uso. Significa un gasto fijo, por eso si se contrata una potencia superior a la que realmente se necesita se incrementa el precio de la factura sin ningún sentido. En el caso de algunos comercios, pequeñas industrias y algunos edificios la tarifa de Acceso 3.0A es la más adecuada. Se trata de un suministro en BT (Baja Tensión) para una potencia superior a 15kW.
  • Iluminación: La evolución de las luminarias en los últimos años con la irrupción de la tecnología LED ha sido espectacular, consiguiendo mantener prestaciones o incluso mejorarlas en algunos casos con una reducción del consumo de hasta el 90% en relación a los sistemas de iluminación tradicional.
  • Uso de maquinaria moderna más eficiente: La maquinaria antigua suele rendimientos muy bajos además de tener probabilidades más altas de sufrir averías. Igualmente pueden implementarse sistemas de accionado energéticamente eficientes que eviten los picos de potencia que se producen durante los arranques. Así mismo en función del tipo de maquinaria de la empresa puede establecerse una compensación de la energía reactiva mediante baterías de condensadores que compensen sus efectos negativos.

Complementar estas y otras medidas con un sistema de gestión del mantenimiento eficiente (GMAO) y un programa de inspecciones técnicas significa invertir para ganar. En Ingenieros Asesores tenemos amplia experiencia en estos campos y estaremos encantados de ayudarle a diseñar un proyecto de ahorro y eficiencia energética que se ajuste de la mejor manera a las características de su instalación.

 

 

 

Noticias relacionadas
¿Desea más información sobre nuestros servicios?
Acceda a nuestra sección de contacto para enviarnos cualquier consulta.
Enviar una consulta