Inicio > Tipos de forjados y sus características

Tipos de forjados y sus características

Tipos de forjados y sus características

Uno de los componentes estructurales más importantes en construcción son los forjados, ya que son los elementos que soportan las cargas existentes y las transmiten al terreno a través de vigas, pilares, muros y cimentación. Si se tienen en cuenta distintas variables, existen distintos tipos de forjados. Conocer cada uno de ellos es imprescindible a la hora de realizar un correcto cálculo estructural en una construcción. ¿Cuáles son los más utilizados? ¿Y los más adecuados para cada estructura? Esto es todo lo que debes saber sobre los tipos de forjados y sus características. 

¿Qué tipos de forjados existen? 

Los forjados son elementos estructurales que tienen una función triple: 

  • Arquitectónica: dividir espacios.
  • Estructural: aportar rigidez y soportar cargas.
  • Constructiva: aislamiento térmico y acústico, protección de incendios y soporte del techo. 

Además, antes de elegirlos, hay que tener en cuenta factores determinantes como: 

  • Coste de los sistemas.
  • Magnitud de las luces y de las cargas.
  • Componentes prefabricados existentes en la zona.
  • Tipo de acabados.
  • Calidad del hormigón.
  • Distancia a la que se encuentra la fuente de aprovisionamiento si se trata de prefabricados.
  • Medios auxiliares para la elevación, compactación, ferrallado, apuntalada, encofrado, etc 

Existen distintos tipos de forjados si se atiende a variables como la forma de transmitir las cargas o el material utilizado. Estos son los más comunes. 

Según la forma de transmitir las cargas 

La clasificación de tipos de forjados más general es la que atiende a la forma de transmitir las cargas.

  • Unidireccionales  

Los forjados unidireccionales requieren de apoyos en los dos extremos para transmitir las cargas del forjado a través de ella hasta los pilares y de ahí a la cimentación de la construcción. El de viguetas y bovedillas es el tipo de forjado que más uso tiene en nuestro país, transmitiendo la carga sobre las vigas de sus extremos opuestos. Los forjados unidireccionales de viguetas in situ son una variante del anterior, y se pueden armar en el momento del forjado, algo que supone una ventaja cuando se trabaja en estructuras de más complejidad. 

  • Bidireccionales 

Los forjados bidireccionales no requieren de apoyo en sus extremos, ya que transmiten las cargas en dos direcciones principales, generalmente ortogonales, y crean un entramado o retícula. Por este motivo también reciben el nombre de forjados reticulares. Los elementos de este entrevigado se denominan casetones. 

Según el material 

Según el material, se pueden distinguir los siguientes tipos de forjados:

  • Forjados de hormigón armado  

Los forjados de hormigón armado están formados por hormigón armado macizo y se hacen a partir de una losa, una placa plana de hormigón que tiene ambas superficies paralelas entre sí y en su interior posee vigas de acero que soportan la estructura. Los forjados de hormigón armado son los que más carga pueden soportar 

  • Forjados mixtos  

Los formados mixtos, de acero y hormigón, se ejecutan a través de vigas o viguetas de acero, una chapa de acero y una capa final de compresión de hormigón con armado suplementario. La chapa es el elemento que aporta resistencia al forjado. La ventaja de este tipo de forjado es su rapidez en la instalación, ya que las chapas se colocan en grandes superficies en poco tiempo. 

  • Forjados de chapa colaborante 

Un forjado mixto de chapa colaborante está formado por una chapa grecada de acero sobre la cual se vierte una losa de hormigón que contiene una malla de armadura. Su misión es mitigar la fisuración del hormigón debida a la retracción y a los efectos de la temperatura, que puede dar lugar a las temidas grietas estructurales. 

  • Forjados de madera 

Los forjados de madera están compuestos por vigas de madera y un entrevigado. Estos pueden ser de tablero de madera, panel sándwich, de bovedillas conformadas con rasilla tomada con yeso o de piedra. 

En resumen, los forjados son elementos constructivos resistentes horizontales que soportan las cargas perpendiculares a su plano y las transmiten al resto de elementos estructurales. No obstante, la transmisión de fuerzas verticales no es su única función: los forjados también aportan rigidez a las estructuras para reducir la transaccionalidad de la construcción en caso de fuerzas externas horizontales como sismos o viento. 

Noticias relacionadas
¿Desea más información sobre nuestros servicios?
Acceda a nuestra sección de contacto para enviarnos cualquier consulta.
Enviar una consulta